Más Opinión

Trato digno a los enfermos

Los colombianos no deberíamos seguir permitiendo que los errores y negligencias en atención en salud

09 de agosto 2016 , 04:24 p.m.

Para una persona, la sola noticia de que padece la terrible enfermedad de cáncer es devastadora, más en Colombia, donde se enfrenta ante las entidades de salud. Por eso, por simple humanidad, debe el Estado buscar agilizar la atención, hacerla más digna y esperanzadora, porque como dice su editorial, unos pocos días pueden significar la vida. Estas son las cosas que califican a un país, a sus gobiernos, a sus profesionales. Pero, desgraciadamente la corrupción no tiene sentimientos. Son la justicia y los profesionales de la medicina con ética, que los hay muchos, los que penden salvarnos. Por favor, pónganse cada uno la bata, hagan más llevadero y más esperanzador el drama a los enfermos. Su conciencia tranquila y la gratitud serán el mejor pago.

Lucila González de M.

* * * *

Señor Director:
No hay derecho que mientras en el mundo en las investigaciones y tratamientos contra el cáncer se obtienen esperanzadores resultados y se aplican sus tratamientos médicos a pacientes de todos los estratos, en Colomblia los enfermos de este mal deban someterse a autorizaciones especiales e inhumanas consideraciones, análisis y estudio de solicitudes tramitadas por la vía de tutelas para que sean atendidas por las entidades de salud. Así como debería existir un organismo gubernamental central en el cual se puedan radicar las desatenciones de las entidades prestadoras de salud, este organismos debería solicitar en coordinación con la Fiscalía General de la Nación la revisión de denuncias de casos clínicos que por desatención médica comprobada conlleven a la muerte de un paciente.

Los colombianos no deberíamos seguir permitiendo que los errores y negligencias en atención en salud de los médicos, de las EPS y de corruptos funcionarios, la tierra los cubra.

Rafael Antonio Córdoba Ardila
Bogotá

Centenario de Oriol Rangel

Señor Director:
Este 14 de agosto se cumple el Centenario del natalicio del gran maestro, pianista y compositor nortesantandereano Oriol Rangel Rozo, hijo de músico y sobrino del eminente director José Rozo Contreras. Nacido en 1916, Oriol Rangel se destacó desde muy niño como organista y pianista. Fue pionero de la radio colombiana al debutar en la emisora La voz de la Victor en Bogotá y posteriormente dirigió las orquestas de las emisoras Nueva Granada, Nuevo Mundo y Voz de Colombia de la capital. Más tarde fundó los programas ‘Antología musical de Colombia’ y ‘Nocturnal colombiano’ a través de Radio Santafé. Como compositor escribió los bambucos ‘Canción del río’, ‘Los ojos de mi morena’ y ‘El tigre’; además, los pasillos ‘El maestro Nicanor’ y ‘Luisita Bernal Mahé’.Y finalmente, para proteger su música creó su propia casa disquera con el sello ‘Oriol’. Sin duda un gran exponente de nuestro folclor musical andino.

José Portaccio Fontalvo
Bogotá

__________________________________________________________

opinion@eltiempo.com - @OpinionET

MÁS COLUMNAS

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA