Editorial

¿Y la seguridad aérea?

¿Quién manda  en el espacio aéreo colombiano? ¿Quién responde por la seguridad en los aeropuertos?

28 de febrero 2018 , 12:00 a.m.

Cuando el país apenas se estaba reponiendo del escándalo de los narcojets, otro episodio puso sobre el tapete el manejo de la seguridad aérea en el país. El propio comandante de la FAC, el general Carlos Eduardo Bueno, confirmó que funcionarios de la Aeronáutica Civil impidieron una operación militar contra una narcoavioneta que venía de Centroamérica, como lo reveló este diario el domingo.

Los señalamientos son graves. El oficial asegura que una controladora, un supervisor y un planificador de vuelos violaron acuerdos con las Fuerzas Militares sobre priorización de misiones de orden público e incluso desatendieron las órdenes de sus superiores. Si bien hay que esperar a que las autoridades establezcan si hubo o no una omisión de estos funcionarios y si este hecho tiene alcances penales, el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, puso el dedo en la llaga sobre un tema sensible: ¿quién manda realmente en el espacio aéreo colombiano? ¿Quién responde por la seguridad en los aeropuertos?

Y aquí los dos asuntos se juntan. En el caso de los narcojets se evidenció que cientos de vuelos chárter salen sin que nadie los revise. En efecto, las diferentes autoridades se acusan entre sí de negligencia en los chequeos, un vacío que beneficia a mafias claramente enquistadas en los aeropuertos.

Se hizo patente que un funcionario de mediano rango tiene más influencia en el control de la aeronavegabilidad que un general o un supervisor del Centro de Tránsito Aéreo de la Aerocivil.

Por otra parte, se hizo patente que un funcionario de mediano rango tiene más influencia en el control de la aeronavegabilidad que un general o un supervisor del Centro de Tránsito Aéreo de la Aerocivil. Más allá de si se trata de una situación excepcional y una posible omisión, los dos sucesos muestran debilidades graves.

Ya es hora de que la Aerocivil, la Policía Antinarcóticos, los concesionarios de los aeropuertos y las empresas privadas de chárter den respuestas sobre los controles y su personal. Es vital revisar protocolos, reforzar inspecciones y restablecer jerarquías. Están en juego la seguridad nacional y la guerra contra las mafias. Nada menos.

editorial@eltiempo.com

MÁS EDITORIALES

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA