Editorial

Una celebración merecida

ISA es un referente sobre lo bien que salen las cosas cuando se hacen con visión de largo plazo.

26 de septiembre 2017 , 12:00 a.m.

Ha pasado medio siglo desde cuando un puñado de visionarios le dieron vida a una empresa que tenía la misión de construir, mantener y administrar la red de transmisión de energía de alto voltaje en el país. Aunque el objetivo era ambicioso, lejos estaban sus fundadores –compañías públicas– de imaginar que el resultado de ese ensayo sería no solo exitoso, sino motivo de admiración a escala global.

Y es que ISA –el acrónimo de Interconexión Eléctrica S. A.– es un referente sobre lo bien que pueden salir las cosas cuando se hacen con visión de largo plazo y de manera profesional. La sociedad, cuya sede está en Medellín, es realmente un conglomerado con 33 filiales y operaciones en ocho países de la región que no solo es rentable, sino que tiene ante sí un futuro promisorio.

La compañía es una de las verdaderas joyas de la corona entre la lista de los activos públicos

Son muchos los hitos destacables a lo largo de los pasados 50 años, que van desde la operación de algunas de las centrales de generación más emblemáticas hasta el tendido de redes que permitieron aumentar la cobertura y confiabilidad del servicio de energía. No menos importante fue la escisión de la operación, que dio origen a Isagén, o la vinculación de capital privado que democratizó la propiedad de la empresa y mejoró su gobierno corporativo.

El haber hecho las cosas bien preparó a ISA para emprender su proceso de internacionalización a comienzos de este siglo, algo que sucedió de manera ejemplar. Con presencia en mercados enormes, como el brasileño, dicho tránsito demostró no solo la calidad de la ingeniería colombiana, sino la excelencia administrativa alcanzada aquí y afuera.

Semejante recorrido permite afirmar que la compañía es una de las verdaderas joyas de la corona entre la lista de los activos públicos. Continuar por el camino del éxito requiere preservar la autonomía alcanzada y el respeto por lo técnico, gracias a lo cual será posible ampliar el radio de acción de ISA, tanto en lo que atañe al ramo de la energía como a la infraestructura en general. Esa es la fórmula para que la celebración de hoy se repita durante muchos años más.

editorial@eltiempo.com

MÁS EDITORIALES

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA