Editorial

Un referendo inaceptable

Restringir la adopción de menores a un solo modelo de familia es un retroceso imperdonable.

08 de mayo 2017 , 11:49 p.m.

Harían bien los integrantes de la comisión primera de la Cámara de Representantes en detener mañana, con su voto, la iniciativa que busca someter a referendo la posibilidad de restringir la adopción de menores únicamente a parejas conformadas por un hombre y una mujer.

Además del hecho concreto y claro de lo inconstitucional que resulta este proyecto, deben tomar nota de dos indeseables precedentes que podría sentar insistir en darle el visto bueno. El primero: avalar el recurrir a las urnas como contrapeso frente a la jurisprudencia existente, lo que sería una puñalada al corazón de la democracia representativa. Un sacudón de los cimientos sobre los que se levanta el Estado de derecho.

El segundo: aceptar que el reconocimiento de derechos fundamentales –en este caso, los de los niños y niñas– sea sometido a votación popular. Esta puerta no se debe abrir. Es un camino que, de trazarse, puede terminar por avalar que las mayorías aplasten a las minorías y sus legítimos derechos en el futuro. Incluso podría, hipotéticamente, darse un escenario en el que los actuales promotores de esta iniciativa sean los perjudicados.

Si de proteger a los niños se trata, hay una tarea que los legisladores deberían emprender cuanto antes: la de formular una política de Estado en lo relativo a la adopción

Pero hay más. Una lista de razones que comienza por todos los pasos ya dados en el país para el reconocimiento ante la ley de modelos de familia distintos al que los promotores de la iniciativa creen tercamente que debe ser el único posible; que pasa por la obligación que tienen los legisladores de no darle la espalda a la realidad socioeconómica y cultural del país, esa que, según la más reciente encuesta nacional de salud y demografía, señala que 36,4 % de los hogares del país están a cargo de una mujer y que termina por los miles de niños que esperan por una familia que les proporcione el afecto que requieren para desarrollar todo su potencial como seres humanos. Ese que poco entiende de cerrados dogmas, y menos cuando son puestos al servicio de cálculos electorales.

A todo lo anterior se debe sumar el riesgo de revivir una nefasta página de la historia del país: la de los púlpitos como tarima desde la cual se impulsaba la movilización política. El tono del mensaje con el que la senadora Viviane Morales invita a feligreses a sumarse a esta causa recuerda a los incendiarios sermones de algunos prelados católicos que en el siglo pasado, desde las iglesias, atizaron la confrontación violenta entre conservadores y liberales.

Si de proteger a los niños se trata, hay una tarea que los legisladores deberían emprender cuanto antes: la de formular una política de Estado en lo relativo a la adopción. Hoy son 1.724 las familias a la espera de que este trámite culmine favorablemente, algunas de ellas desde el 2006. El lapso para que las autoridades declaren adoptable en la realidad es de años, cuando la ley habla de meses.

No son pocos los casos en los que han surgido macondianas decisiones que han permitido que menores regresen a hogares donde son objeto de violencia, incluso sexual, en lugar de seguir sus vidas protegidos por los lazos de afecto que estas familias están dispuestos a brindarles. Avances en este sentido sí serían acciones para proteger a los niños, lo otro es hacer política con ellos.

editorial@eltiempo.com.co
EDITORIAL

MÁS EDITORIALES

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA