Editorial

Un Nobel antinuclear

El galardón a la campaña para Abolir las Armas Nucleares no pudo otorgarse en mejor momento.

07 de octubre 2017 , 12:00 a.m.

No pudo llegar en un momento más oportuno y certero. La Campaña Internacional para Abolir las Armas Nucleares (Ican) se hizo acreedora al Premio Nobel de Paz en medio de un ambiente enrarecido por la disputa entre EE. UU. y Corea del Norte por las pruebas y los avances de su programa nuclear y balístico, y también por la amenaza en ciernes de Washington de no certificar el cumplimiento de Irán de los acuerdos del 2015.

Es, como se dice popularmente, un golpe directo al hígado del presidente estadounidense, Donald Trump, quien ha dicho en múltiples ocasiones que el pacto con Teherán es “una vergüenza”.

El acuerdo con Irán, que además de EE. UU. incluye a Alemania, Francia, Gran Bretaña, Rusia y China, ofrece una válvula de escape de las duras sanciones económicas al país de los ayatolás a cambio de permitir inspecciones internacionales de las instalaciones nucleares y limitar el enriquecimiento de uranio. Si Trump, como se ha dicho, no certifica el cumplimiento de lo pactado, el asunto queda en manos del Congreso, que podría o no matar el acuerdo. Y más allá de eso, si Washington no cumple el acuerdo con Irán, ¿qué posibilidades reales hay de que Corea del Norte se siente a negociar?

Por eso, este Nobel emerge en un momento de grandes tensiones y de una lucha firme para que el criterio sea el de la eliminación total de las armas nucleares y no el mecanismo de disuasión que en teoría debía permitir un frágil equilibrio por el miedo a una catástrofe planetaria, pero que en términos prácticos ha fracasado, pues hoy hay más países que poseen el arma nuclear –nueve–, no obstante los tratados de no proliferación.

La clave del premio para la Ican, la cual es un conglomerado de ONG, fue que consiguió que 122 países adoptaran en julio un tratado para prohibir la bomba atómica, un acuerdo planetario que, por supuesto, no fue firmado por las nueve potencias nucleares.

El hecho de que el Comité Nobel haya puesto el acento en la desnuclearización del mundo atestigua que quizás nunca como ahora esta generación está al borde de una tragedia nuclear, por lo que este galardón es un apoyo decidido en la dirección correcta.

editorial@eltiempo.com

Premio Nobel de la Paz

La Campaña Internacional para Abolir las Armas Nucleares (ICAN) ganó el Nobel de la Paz por su labor en favor de la prohibición de las armas de destrucción masiva.

Foto:

AFP / Fabrice Coffrin

MÁS EDITORIALES

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA