Editorial

Un discurso irritante

Trump fracasó en su intento de mostrarse como un estadista: su alocución ahondó fracturas.

01 de febrero 2018 , 12:00 a.m.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, intentó, durante su primer discurso del estado de la Unión, proyectar una imagen de presidenciable y de estadista muy diferente de la de líder visceral que lo ha acompañado desde que asumió el poder, hace poco más de un año. Pero fracasó.

Y lo hizo porque, aunque en un tono tranquilo y sosegado llamó a la unidad nacional, al bipartidismo y a trabajar todos por un mismo sueño, lo que consiguió fue ahondar las grandes fracturas sociales que vive el país al obcecarse con una plataforma temática que claramente divide a la sociedad estadounidense.

Uno de esos temas es el de la inmigración. Equiparar las pandillas criminales llamadas maras con los inmigrantes –y en particular con los 'dreamers', cuya permanencia en el país está en el limbo por las medidas de su gobierno– y, además de eso, plantearle a la oposición demócrata el chantaje de ofrecer ciudadanía a 1,8 millones de los soñadores a cambio de presupuesto para construir el muro en la frontera mexicana y radicales reformas del sistema migratorio es una de esas obsesiones que más de medio país no le tolera, pero que, sin duda, son la delicia del resto, que forma la base de sus seguidores, el sueño de los supremacistas.

La intervención confirmó que no habrá cambios en su liderazgo ni, mucho menos, en sus políticas aislacionistas y nacionalistas.

Esto, en un país que tiene más de 13 millones de inmigrantes sin papeles y de comunidades de origen diverso cada vez más importantes en lo económico, lo demográfico y lo político. Y no estamos hablando solo de los latinos. “Los estadounidenses también son dreamers” fue una frase bonita que irritó a los grupos cuya lucha es la de normalizar la suerte de los jóvenes que, ya sin la protección brindada en su momento por Barack Obama, podrían ser deportados.

Igual de irritante fue que, al contrario del consenso mundial y en las antípodas del talante del mandato de su predecesor, Trump regresó a una retórica de Guerra Fría al pedir que se reconstruya y modernice el arsenal nuclear del país, así como anunciar que mantendrá abierta la cárcel de Guantánamo, en Cuba, una vergüenza que va contra los valores de la democracia y la justicia estadounidenses y que Obama no pudo cerrar, no obstante sus promesas.

En el mismo sentido, emprenderla contra los grandes acuerdos comerciales que sus antecesores tardaron años en concretar, consolidar su hostilidad hacia Corea del Norte con una política de máxima presión y alardear de las sanciones impuestas a las “dictaduras comunistas y socialistas de Cuba y Venezuela” marcaron apartes de su discurso, que sirvió para que algunos medios de comunicación hicieran un conteo de las mentiras que dijo, lo cual muestra que la tendencia es poner en duda su palabra, en el entendido de que Trump es uno de los principales creadores de fake news.

La alocución confirmó que no se espera un timonazo en el liderazgo de Trump ni, mucho menos, un cambio en sus políticas aislacionistas y nacionalistas. Algunos medios críticos escribían ayer con sorna que al menos se le reconoce que aprendió a leer un discurso en telepromter, pero, sin duda, se espera mucho más del líder de la primera potencia del mundo, así se sienta que, con él al mando, su poder es menguante.

editorial@eltiempo.com

Trump

Discurso sobre el estado de la Unión pronunciado por el presidente Donald Trump el martes en la noche

Foto:

Leah Millis / Reuters

MÁS EDITORIALES

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA