Editorial

Severa pero necesaria

Es una buena noticia que la Secretaría de Movilidad suspenda a los infractores repitentes.

03 de abril 2017 , 09:19 p.m.

Con frecuencia, desde este mismo espacio, se ha hecho el reclamo por la debilidad de las autoridades de tránsito del país para poner en cintura a los conductores infractores. Se hizo también un llamado para implementar nuevas medidas tendientes a que quienes están al volante tengan la certeza de que serán sancionados en caso de cometer una infracción.

Es una buena noticia, por lo tanto, la de que la Secretaría de Movilidad de Bogotá hará cumplir dos artículos de la Ley 769 de 2002 que la facultan para suspender por seis meses a quienes han cometido dos o más infracciones en un lapso igualmente de seis meses. Se calcula que 9.381 conductores de la capital se verán afectados por una medida, sin lugar a dudas, severa pero necesaria.

La Secretaría de Movilidad tiene la obligación de optimizar los procesos internos de tal manera que no haya lugar a errores o, incluso, arbitrariedades.

Necesaria, porque está orientada a lograr mejoras en dos campos determinantes en la calidad de vida en la ciudad y que tienen en común el requerir acciones urgentes y audaces: la seguridad vial y la movilidad. A fin de cuentas, lo que se pretende aquí no es sino garantizar la prevalencia del bien común: evitando conductas no solo prohibidas por el Código de Tránsito, sino con potencial de generar víctimas inocentes –en lo concerniente a la seguridad vial– y poniéndoles tatequieto a los conchudos de las vías, como aquellos que no tienen problema en estacionar su vehículo en un carril de una vía principal, ignorando lo que esto perjudica a los demás conductores.

Pero hay que ser muy claros en que la Secretaría de Movilidad tiene que estar a la altura de la responsabilidad de aplicar la norma, como es debido.

Tiene, sobre todo, la obligación de optimizar los procesos internos de tal manera que no haya lugar a errores o, incluso, arbitrariedades. Se hace esta advertencia porque así como no faltan los casos de abusos de conductores morosos, también son frecuentes las quejas de ciudadanos por multas sin el debido sustento o de las que no fueron notificadas, esto último especialmente en el caso de aquellas impuestas a partir de imágenes captadas por cámaras.

Se requiere, para bien de todos, romper el círculo vicioso de pocas sanciones y muchas infracciones. Este es un paso en la dirección correcta.editorial@eltiempo.com

MÁS EDITORIALES

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA