Editorial

Señales para la esperanza

Los excelentes resultados de las Pruebas Saber constituyen una gran noticia para el país.

10 de marzo 2017 , 12:05 a.m.

Es cierto que los rifirrafes políticos y los reportes de guerra tienden a nublar las noticias más importantes. Por ejemplo: los estupendos resultados –los más altos de la historia– obtenidos por los estudiantes colombianos en las reconocidas Pruebas Saber. Desde el 2009, cuando empezaron a implementarse las evaluaciones, no se obtenían puntajes semejantes. Según reveló el Ministerio de Educación a principios de esta semana, 890.581 estudiantes de tercero, 824.318 de quinto y 655.211 de noveno –de 16.505 instituciones educativas de todo el país– subieron los promedios de años anteriores en las áreas de matemáticas y lenguaje a niveles que nunca antes se habían alcanzado.

Viéndolo en perspectiva, quizás lo más positivo de esta noticia reparadora sean los excelentes resultados de los estudiantes de los colegios públicos: si se está buscando una medida de lo que se ha estado haciendo en materia de educación en los últimos dos gobiernos, bajo la dirección de las últimas cuatro ministras, que sin duda se han tomado el asunto en serio, la mejor señal de todas es que los alumnos de las instituciones educativas oficiales no solo no estén rezagados, comparados con los estudiantes de los colegios privados, sino que además jalonen el promedio de los estudiantes del país.

El presidente Juan Manuel Santos Calderón y el vicepresidente Germán Vargas Lleras celebraron los resultados de las pruebas mientras entregaban en Pereira un megacolegio de 9.289 millones de pesos, que recibirá en sus salones a cerca de mil estudiantes. “Hoy entregamos a la comunidad el colegio de Salamanca –declaró Santos–: lo más satisfactorio en esta dura tarea de gobernar es inaugurar colegios, porque es tal vez el tipo de obras que más rendimiento tiene para la ciudad y porque, como lo afirmó el alcalde Gallo, no hay futuro si no hay sociedad”. Y una sociedad a duras penas sobrevive cuando no hay educación.

Muchos de los estudiantes evaluados pertenecen a instituciones de Bogotá: 313.248, para ser exactos. Pero las Pruebas Saber, tal como lo han hecho siempre, midieron el nivel en el que se encuentran cientos de miles de niños de –entre otros lugares del país– Antioquia, Atlántico, Cundinamarca, Caldas, Boyacá y Valle del Cauca.

Resulta emocionante notar el orgullo con el que cada una de estas regiones, en sus medios, sus colegios y sus secretarías de Educación, ha celebrado la mejoría de sus alumnos: ha sido en la gran mayoría de Colombia en donde los estudiantes han subido sus rendimientos.

Durante mucho tiempo se ha venido manifestando desde diferentes tribunas una entendible preocupación por la compresión de lectura de los alumnos colombianos: cabe esperar, gracias a los contundentes resultados de las Pruebas Saber de este año, un futuro en el que a las generaciones que vienen, en resumidas cuentas, les sea posible comprender al otro, les sea posible reparar una sociedad a la que tanta falta le ha hecho que sus niños se mantengan en el camino largo –pero mucho más rentable y mucho más firme– de la educación.

Es esperanzador, sin duda, cuando todas las partes –los funcionarios, los directivos, los profesores, los alumnos– hacen bien la tarea.


editorial@eltiempo.com

MÁS EDITORIALES

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA