Editorial

Se le fueron las luces

Las salidas en falso de Trump en su reunión con Putin y en su gira europea pueden pasarle factura.

18 de julio 2018 , 12:00 a.m.

En un verdadero sainete se convirtió el asunto de la interferencia rusa en las presidenciales del 2016 en Estados Unidos, que le dieron el triunfo a Donald Trump. Si durante la rueda de prensa de la cumbre del lunes en Helsinki el mandatario dijo que le creía más a su homólogo Vladimir Putin –a quien tenía al lado– que a sus propias agencias de seguridad la versión de que Rusia nada tuvo que ver, este martes dio un reversazo inédito al asegurar que se había “expresado mal” y en realidad aceptaba la conclusión de su comunidad de inteligencia. Un would en lugar de un wouldn’t.

Obvio, entre una y otra declaración mediaron el rechazo generalizado del establecimiento y los estragos de una tormenta política de incalculables consecuencias. Algunos congresistas de los dos partidos llegaron a utilizar calificativos tan fuertes como “vergüenza”, “humillación” e, incluso, “traición” por la actitud condescendiente de Trump hacia el líder de un país rival que, según las pruebas, logró comprometer la seguridad nacional.

Por eso, en Washington parecían no salir del estupor. De hecho, la actitud de Trump frente a Putin resultó mucho más desconcertante porque la víspera, el Departamento de Justicia inculpó a doce rusos acusados de ser agentes de inteligencia y responsables de las acciones de injerencia en aquellas elecciones que perdió, contra casi todos los pronósticos, Hillary Clinton.

Ya no caben dudas de que hubo interferencia rusa. Pero la nuez del asunto es si ocurrió con la colusión del comité de campaña de Trump. Y para averiguarlo el Departamento de Justicia encargó la pesquisa a un fiscal especial, Robert Mueller, quien ha sufrido el desprecio, el desprestigio y la descalificación constante de un Trump que debe pensar que su triunfo pierde brillo por la mano rusa.

Al darle más credibilidad a su homólogo que a sus servicios de inteligencia, generó una tormenta política de incalculables consecuencias.

Pero estos no fueron los únicos desatinos de Trump en la gira que lo llevó a Bélgica, el Reino Unido y Finlandia. Para los estadounidenses no será fácil superar el bochorno, y el control de daños que ayer intentó Trump no parece suficiente. En Bruselas trazó las líneas de un nuevo orden al despacharse contra sus aliados por el porcentaje del PIB que invierten en defensa y debilitar la alianza que ha forjado la seguridad mundial desde el fin de la II Guerra; en Londres regañó a la premier Theresa May por la forma como ha conducido el brexit, para luego retractarse y regarse en elogios; en su visita a la reina Isabel lo compararon con un elefante en una cristalería, pues fue evidente su mínimo respeto por la etiqueta y el protocolo, y con Putin se mostró débil y dubitativo. Cuesta entender –y, de paso, alimenta todo tipo de especulaciones– la dureza del trato hacia sus aliados en comparación con las muselinas que le dispensa al Kremlin.

Y si en el ambiente existía la sensación de que muchos de sus exabruptos estaban cuidadosamente planeados para complacer a sus bases con miras a las legislativas de noviembre, el consenso entre los analistas es que esta vez se le fueron las luces y todo podría jugar en su contra y de los republicanos, que ven cómo queda sumamente comprometida su supremacía en las dos cámaras.

editorial@eltiempo.com

Donald Trump

El gobernante hizo estas declaraciones después de que su actitud con Putin en la cumbre celebrada el lunes en Helsinki fuera ampliamente criticada.

Foto:

Efe

MÁS EDITORIALES

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA