Editorial

Para encarrilar la Sabana

La corrupción es el principal obstáculo que se le atraviesa a una planeación urbana bien hecha.

03 de noviembre 2017 , 12:00 a.m.

El tren de cercanías, o Regiotram, para el occidente de la sabana de Bogotá está a un paso de ser una realidad.

Luego de la aprobación unánime ayer de las vigencias futuras por la Asamblea departamental y la garantía del Gobierno Nacional de que pondrá su parte, a la obra solo le faltará –como en el caso del metro de la capital– la firma del convenio entre el Departamento y la Nación.

Esta buena noticia debe ser el primer paso en una tarea que no da espera y es la de intervenir y corregir el mal rumbo actual del desarrollo urbano del que en la Colonia fue llamado Valle de los Alcázares. En el trecho que le falta para que alcance el punto en que no hay reversa posible se tienen que observar con mucho cuidado la repartición de responsabilidades en el convenio –que sea equitativa y realista– y la manera como se integrará al sistema de transporte masivo de Bogotá, el mismo que por estos días también le abre las puertas a la modalidad férrea.

Dicho lo anterior, se puede plantear que basta un recorrido por la Sabana para ver reflejados en el territorio tanto los bandazos que los municipios han dado en materia de planeación urbana como los numerosos desencuentros que han marcado en las últimas décadas la relación de estos centros urbanos con el Distrito Capital.

El tren de cercanías es un hecho muy positivo que debe ser seguido de acuerdos básicos para un futuro sostenible de la región.

Tal situación ha pasado factura, sobre todo a los centenares de miles de personas que a diario se desplazan entre Bogotá y los municipios aledaños. Según un estudio reciente, un habitante de Facatativá gasta el equivalente a 62 días cada año en cubrir la distancia que separa a esta población de la capital.

Que en un plazo que no debería superar los cinco años cese este calvario para los pobladores no solo de Facatativá, sino también de Mosquera, Madrid y Funza es muy positivo, un logro cuyo impacto será considerable, entre otros frentes, en la competitividad de la región. Es un hecho que debe celebrarse, pero sin perder de vista que hacen falta otra serie de pasos para que de verdad ocurra una transformación integral en este territorio y en la calidad de vida de quienes lo habitan.

El primero, que Bogotá y la Sabana logren un consenso claro, sólido, y fundamentado en estudios rigurosos sobre los términos del desarrollo de cada una de estas localidades, lo cual obliga a, dicho coloquialmente, tirar todos para el mismo lado. Acabar con la tendencia de que cada alcalde tenga su propia y maleable idea de la planeación, como hoy en gran medida ocurre. El agotamiento de los recursos, por ejemplo del agua, obliga a los responsables de estas cuestiones a ponerse serios y decidir ya qué tipo de región es viable, sostenible y cómo alcanzarla. Esta es la esencia de la acertada propuesta que viene tomando fuerza y apunta a una gestión conjunta del vital recurso.

En suma, se trata de un propósito que solo podrá desarrollarse manteniendo a raya la corrupción que azota la toma de decisiones sobre usos del suelo en distintas instancias e impide, en últimas, que el bien común prime sobre los intereses particulares.

- editorial@eltiempo.com

Vía férrea Bogotá

El proyecto del Regiotram aprovechará la vía férrea que se conserva y es paralela a la calle 22. El tren se moverá con electricidad.

Foto:

Rodrigo Sepúlveda y Carlos Ortega / EL TIEMPO

MÁS EDITORIALES

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA