Editorial

Otra vez la fumigación

La apuesta del Gobierno por la erradicación manual y la sustitución merece un compás de espera.

16 de junio 2017 , 12:00 a.m.

Una vez más, la coca vuelve a jugar un papel protagónico en la relación entre Colombia y Estados Unidos. No obstante los anhelos y algunos pasos dados en el pasado reciente rumbo a una desnarcotización de la agenda común, la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca puso otra vez el asunto en un lugar preponderante.

En esto ayudó, por supuesto, el aumento de las hectáreas cultivadas con coca en Colombia, que pasaron de 47.000 en el 2012 a 97.000 en el 2015. La cantidad para el 2016 estará entre las 130.000 y las 140.000 hectáreas, según la medición anual del Sistema Integrado para el Monitoreo de Cultivos Ilícitos, próxima a revelarse.

Es este un crecimiento que inquieta, con razón, a muchos. Comenzando por Donald Trump. Como es lógico, la principal consecuencia de dicha alza es que la producción de cocaína también está disparada: el cálculo es de 900 toneladas, cantidad récord. Todo esto, en un lapso en el que se ha prescindido de la fumigación aérea. La concentración de cultivos en áreas protegidas, la perspectiva de programas de sustitución vigente durante los años de los diálogos –que terminó convertida en perverso incentivo para sembrar más– y hasta el precio del dólar también explican el fenómeno.

En juego está mucho más que acabar con la coca. Es imposible negar que el aumento en los cultivos es grave de ahí que reducirlos es un desafío de la máxima importancia para el país

En los primeros meses de la nueva administración en EE. UU. quedó claro que esta respetaría la opción elegida por Colombia: la erradicación manual con sustitución. Pero algo cambió esta semana. Ante el Congreso de su país, el secretario de Estado Rex Tillerson afirmó que Estados Unidos le ha pedido a Colombia regresar a la fumigación aérea.

La respuesta del Gobierno estuvo a cargo de una voz autorizada: la del vicepresidente Óscar Naranjo. El funcionario recordó que la decisión de asperjar está condicionada por la Corte Constitucional y el Consejo de Estado. Y estos tribunales han dicho que se requieren estudios previos que demuestren que el glifosato no es dañino para la salud y el ambiente. Respecto a experiencias del pasado, expresó que esta arma ha sido efectiva en términos de contención del flagelo, mas no como solución estructural del problema, que es lo que se requiere.

Y aquí está la nuez del asunto: Colombia, mediante el acuerdo con las Farc, busca disminuir la coca –la meta para este año está fijada en 100.000 hectáreas– con acciones dirigidas a darles a los cultivadores una alternativa real y perdurable en términos de su actividad económica, para espantar así el fantasma de la resiembra. Es una estrategia pensada en función de la reconstrucción del tejido social en dichos territorios, de la llegada del Estado a ellos y, en definitiva, de la construcción de paz estable y duradera.

No es una tarea fácil, y la meta es ambiciosa. En juego está mucho más que acabar con la coca. Es imposible negar que el aumento en los cultivos es grave, de ahí que reducirlos es un desafío de la máxima importancia para el país. Por eso, el nuevo contexto de las relaciones con Washington –desde donde en cualquier momento puede endurecerse la postura sin previo aviso– obliga a apretar la rienda y aplicar los programas de erradicación y sustitución con el mayor rigor posible. No se pueden dar pasos en falso.

- editorial@eltiempo.com

MÁS EDITORIALES

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA