Editorial

Medidas inaplazables

Urge una política nutricional que garantice la seguridad alimentaria, en especial en la infancia.

23 de noviembre 2017 , 12:00 a.m.

La Encuesta Nacional de Situación Nutricional (Ensin) 2015, dada a conocer este miércoles, demuestra que el país requiere con urgencia políticas de Estado para enfrentar, por un lado, la obesidad –que en todos los grupos de edad ha crecido de manera preocupante– y, por otro, para compensar las fallas que aún se tienen frente al grave flagelo de la desnutrición.

Evidenciar desde el punto de vista técnico que más de la mitad de la población va por la peligrosa senda del exceso de peso, al punto de que este se convierte en el factor determinante más importante de muertes prematuras, es muestra de que algo está saliendo mal, no obstante el mejoramiento en las condiciones socioeconómicas de la nación y el aumento en la expectativa de vida.

Porque si bien la inseguridad alimentaria en los hogares ha disminuido en los últimos cinco años, lo cierto es que aún está presente en más de la mitad de ellos. Esto demuestra que persisten determinantes estructurales que impiden a las familias tener acceso suficiente, adecuado y de calidad a los alimentos necesarios para una vida saludable.

Tampoco tranquiliza saber que se ha menguado la prevalencia del retraso en la talla de los niños menores de 5 años. La desnutrición aguda en ese grupo de edad ha crecido contradictoriamente, frente a los cambios reportados en la calidad de vida de toda la población en los últimos años.

El sobrepeso es uno de los factores determinantes de muertes prematuras. Se requieren políticas públicas urgentes.

De igual forma, no puede minimizarse el hecho de que el 8 por ciento de los menores en edad escolar tengan un retraso en su talla, cuando esta condición es uno de los principales factores de transmisión intergeneracional de la pobreza y la desigualdad, a la vez que se asocia con determinantes estructurales e intermedios que pueden modificarse.

No se trata de desconocer la mejora sistemática de otros indicadores de salud vinculados con este tema, como la disminución de las mortalidades materna e infantil y el embarazo en adolescentes, sino de poner el foco sobre la fragilidad de las políticas públicas, para atacar factores que inciden significativamente en la salud colectiva e individual.

Prueba de ello es la imposibilidad de debatir dentro de un marco ilustrado los impuestos en las bebidas azucaradas, la oposición a eliminar la publicidad a la comida chatarra, la negativa sistemática a regular las ventas en las tiendas escolares, el rechazo a acabar con las mentiras en los etiquetados de los productos procesados.

Todas estas son medidas contra la obesidad que se truncan, a lo que debe sumarse el creciente sedentarismo, con lo cual se conforma un dúo peligroso que se lleva por delante miles de años de vida saludable.

Y si a todo lo anterior se añaden las profundas brechas que en materia nutricional existen entre regiones, clases sociales y etnias (diluidas al compás de los promedios), la situación pasa a ser una prioridad en las agendas de todos los hacedores de políticas.

No hay nada más que decir. El país necesita una política nutricional coherente que garantice la seguridad alimentaria, principalmente en la primera infancia, y ataque como debe ser la epidemia de obesidad que ya enfrentamos. Aquí no faltan razones, porque la Ensin 2015 se encarga de remarcarlas con juicio.

editorial@eltiempo.com

MÁS EDITORIALES

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA