Editorial

Macron, freno al populismo

Una Francia fuerte y sin complejos es clave para sacar de las penumbras el proyecto comunitario.

08 de mayo 2017 , 03:02 a.m.

Una bocanada de aire refrescante parecieron tomar este domingo Francia y la Unión Europea por el rotundo triunfo del candidato centrista Emmanuel Macron en las elecciones presidenciales. Al menos por ahora, su rival, la ultraderechista Marine Le Pen, con su plataforma de rechazo al euro, al bloque comunitario y antiinmigrante, tendrá que aplazar su sueño de llegar al poder.

La victoria de Macron fue categórica y clara. Con entre un 65 y 66 por ciento de los votos, este exbanquero liberal y proeuropeo se convertirá, a sus 39 años, en el presidente más joven de Francia, luego de una campaña atípica que observó la debacle de los dos partidos tradicionales –socialistas (en el poder) y conservadores– y el crecimiento de los extremos del espectro político, encarnados en la señora Le Pen y en el izquierdista Melenchon. La polarización llegó a tal punto que entre los votantes de extrema izquierda el asunto en el balotaje era decidir entre “el cólera y la peste”.

Esta especial circunstancia reflejó los desequilibrios políticos y económicos con los que deberá lidiar el joven mandatario electo, en momentos en los que la agenda social fue cooptada por los populismos.

La alta abstención, estimada en más del 25 por ciento, y la significativa votación conseguida por Le Pen son señales que no pueden ser soslayadas si se quiere, por una parte, sacar a Francia del estancamiento económico y de la crisis social a través de reformas urgentes, pero también dolorosas; y por otra, refundar, junto con Alemania, la Unión Europea, luego del golpe de la salida del Reino Unido (‘brexit’). Una Francia fuerte y sin complejos es clave para sacar de las penumbras el proyecto comunitario.

Pero no la tendrá nada fácil. Macron llegó al poder sin partido político, y su movimiento, En Marcha, apenas cumple 13 meses, por lo que en las elecciones legislativas de junio deberá conformar una mayoría que le ayude a sacar adelante las reformas y que, además, neutralice en el futuro los populismos de izquierda y de derecha.

El triunfo de Macron es una buena noticia. En la medida en que tenga éxito, se irán disipando las sombras que proyectos como el de Putin y Trump siembran en el mundo.

editorial@eltiempo.com.co

MÁS EDITORIALES

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA