Editorial

Los monstruos de la infancia

Colombia no puede seguir tolerando los atropellos a menores. Urge crear conciencia en su defensa.

26 de abril 2017 , 12:00 a.m.

Algo urgente hay que hacer, pero este país, que tiene la esperanza de salir pronto de una larga guerra, no puede seguir viendo con tanta frecuencia los atropellos contra sus niños, quienes son golpeados, violados o asesinados.

Todavía no se repone esta sociedad del estremecedor caso de Yuliana Samboní, quien, apenas a sus 7 años, el pasado 4 de diciembre fue raptada en el frente de su humilde vivienda, en los cerros orientales de Bogotá, sometida a humillantes vejámenes y asesinada por el arquitecto Rafael Uribe Noguera.

Los monstruos que atacan la infancia se multiplican. Este lunes revivió la indignación nacional cuando se conocieron nuevos hechos abyectos: una niña de 4 meses había sido violada por un soldado en el municipio Fuentedeoro, Meta. Este, de 19 años, aprovechó que la madre de la niña –que era su hermanastra– salió a la tienda cercana a hacer una compra.

Para colmo de la indignación, en Armero Guayabal, Tolima, otra niña, de 3 años, había sido golpeada brutalmente y al parecer violada, y murió en el hospital Federico Lleras de Ibagué. La pequeña, que estaba bajo custodia de una madrina, presentaba trauma craneoencefálico severo y heridas múltiples en el pecho.

Medicina Legal practicó 4.315 exámenes a menores víctimas de abuso sexual y donde el año pasado hubo 17.908 nuevos casos.

Ella no pudo más, los médicos no pudieron salvarla, y hoy, quien tenía el derecho a una infancia feliz, y a la vida, claro, es solo otro renglón en la vergonzosa lista de menores que sufren atropellos infames. Y es motivo de marchas y exigencia de justicia, la misma que se pide por la bebé violada en el Meta. O en el caso de los menores de 8 y 9 años, en Cauca, al parecer asesinados por el propio padre, que también mató a su esposa.

Una cifra dolorosa que crece cada día. Es la cruel realidad en esta Colombia, donde, solo en el primer trimestre del 2017, Medicina Legal practicó 4.315 exámenes a menores víctimas de abuso sexual y donde el año pasado hubo 17.908 nuevos casos. Es un horror de insospechadas consecuencias para una sociedad.

La directora del Instituto de Bienestar Familiar, Cristina Plazas, entre el dolor y el coraje, reitera los pedidos de cadena perpetua para los abusadores de menores. Muchas voces la secundan. Sin embargo, no se puede desconocer que hay leyes; otra cosa es que, en realidad, se apliquen y que haya justicia plena. Sesenta años de cárcel, que deben ser efectivos, para estos desadaptados, ya tendrían que persuadirlos.

Pero hay mucho más. Aquí hay ausencia de educación sexual, que tanto han sido criticados, pero necesarios; de salud mental, que se necesita acentuar en el sistema de salud; de condición social. Sí, pero también es asunto de falta de conciencia general de que los niños son indefensos, frágiles y siempre expuestos a los depredadores, que están a veces en el cuarto de al lado. Porque los mayores casos de violencia y abusos se dan en el entorno de sus hogares.

Sí, justicia, toda, sin misericordia, porque los abusadores no la tienen, pero, además de la ley natural del cuidado de los hijos, las instancias legales deben actuar a la menor alerta. Y no se puede aplazar una campaña educativa por todos los medios, en todos los escenarios, y enseñar a desconfiar, a denunciar y a actuar. Si no somos capaces de defender a los niños, la paz de hoy tendrá fecha de vencimiento.

editorial@eltiempo.com

MÁS EDITORIALES

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA