Editorial

Los infartos de El Dorado

Es urgente tomar medidas antes de que la seguridad aérea se vea afectada.

01 de julio 2018 , 11:44 p.m.

Duró tan solo dos horas y 25 minutos, pero el apagón de hace ocho días en el aeropuerto internacional El Dorado dejó en evidencia que algo está pasando con su sistema eléctrico, y es urgente tomar medidas antes de que la seguridad aérea se vea afectada.

Esta vez, el saldo fue de tan solo 11.000 personas que perdieron vuelos y conexiones, y un funcionario descabezado, Camilo Pardo, el director de la Aerocivil de Cundinamarca. Pero actas de la Comisión de Seguridad Aérea del Senado, a las que tuvo acceso la Unidad Investigativa de EL TIEMPO, dan cuenta de otros episodios mucho más graves.

Aunque la Aerocivil asegura que los casos tienen diferentes orígenes –incluidas fallas humanas y técnicas–, la Asociación de Controladores Aéreos ha enviado varias alertas en las que insiste en fallas en el diseño del cableado que alimenta los sistemas de la torre y del centro de control.

Y si bien el ente regulador de la aviación inició de inmediato una investigación y no descarta ninguna hipótesis entre las causas del infarto del lunes y de otros eventos (como los otros dos apagones que se han registrado en los últimos seis meses), se alista a conminar al consocio que levantó la torre y el centro de control, apelando a cláusulas de garantía y estabilidad.

Pero lo que llama la atención es que apenas ahora se vaya a llamar al consorcio, que, por el contrario, en febrero anunció una demanda contra el Estado.

En efecto, una de las compañías que lo conforman, Fomento de Construcciones y Contratas (FCC), alega, entre otros hechos, que la Aerocivil ha incumplido con los pagos pendientes.

El peor escenario es que el país termine condenado por una obra que está presentando fallas y tuvo costosos retrasos, como lo denunció en su momento el senador Juan Manuel Galán.

La Fiscalía, por su parte, empezó en buena hora a indagar varios episodios y, apoyada en peritos expertos, busca establecer si hay acciones, omisiones y hasta manos criminales detrás de los infartos de El Dorado.

EDITORIAL
editorial@eltiempo.com

MÁS EDITORIALES

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA