Editorial

La voz de los ciudadanos

Vecinos de la carrera 7.ª se han organizado para debatir y hacer sugerencias a la Alcaldía.

13 de septiembre 2017 , 12:00 a.m.

Conseguir que los ciudadanos participen en el devenir de sus ciudades no es tarea fácil. Mucho menos en Bogotá, donde la apatía y la indiferencia parecieran ser la constante desde que los temas de cultura ciudadana fueron reemplazados por ‘nodos’ adoctrinados más para causas políticas que para velar por el bienestar común.

Duro es reconocerlo, pero es la verdad. Las encuestas de percepción suelen ser bastante críticas cuando se trata de calificar la participación de la gente en lo que tiene que ver con su comunidad o con las grandes decisiones que se toman desde el gobierno. Es, quizás, el ítem donde más mal les va a las administraciones.

Más del 90 por ciento de ellas acaban de ser acogidas por la administración.

Por eso, no deja de llamar la atención que de tiempo atrás un respetable grupo de personas, vecinos de la carrera 7.ª, se hayan organizado para analizar, discutir y sugerirle a la Alcaldía varias propuestas en torno a lo que será la revitalización de la vía con la llegada del sistema TransMilenio. Se trata de un ejercicio democrático inspirado, entre otros, por los mismos residentes, urbanistas, académicos, agremiaciones que de tiempo atrás velan por la carrera 7.ª y universidades, entre otros.

Lo que más llama la atención es que las sugerencias fueron producto de varios encuentros en los que se discutieron alternativas y se perfilaron recomendaciones que luego se entregaron al propio alcalde Peñalosa. Pues más del 90 por ciento de ellas acaban de ser acogidas por la administración.

Y no se trata de sugerencias superficiales; las hay de hondo calado, como el respeto por el patrimonio histórico, la construcción de una ciclorruta entre las calles 100 y 200, la implementación de tecnologías ecoamigables en los buses, seguimiento a los planes de obra y la recuperación de quebradas vecinas al corredor vial.

Excelente mensaje el que ha inspirado a estos ciudadanos, pues si el reclamo tenía que ver con que la participación de la gente era desoída por sus autoridades, esto demuestra que cuando se hace con argumentos, sin temor al debate y asumiendo una actitud más propositiva, se pueden alcanzar los objetivos. Que así sea.

editorial@eltiempo.com

MÁS EDITORIALES

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA