Editorial

La voz de Francia

El reconocimiento a Márquez debe llamar la atención sobre el grave peligro que corren los líderes.

25 de abril 2018 , 12:00 a.m.

“En mi comunidad... se nos enseña a amar y valorar el territorio como espacio de vida, a luchar por este, incluso poniendo en riesgo nuestra propia vida”. Con este mensaje, Francia Márquez Mina, líder afrodescendiente, quien recibió el premio Goldman, considerado el Nobel del medioambiente, resaltó el valor de cientos de hombres y mujeres que levantan su voz por la naturaleza en el país.

A esta valiente e indoblegable mujer le fue otorgado el galardón por sus esfuerzos para frenar la minería ilegal de oro en su territorio, el corregimiento de La Toma, en Suárez, norte del Cauca. Pero su preocupación ambiental es de siempre. Recordemos que ella inició la defensa del río Ovejas, degradado por la contaminación de mercurio como producto de la actividad minera de actores ilegales.

Su voz, como la de muchos otros líderes, intentó ser silenciada cuando en el 2014 fue desplazada por amenazas. Pero no ha parado, y su trabajo político la ha llevado a liderar movilizaciones nacionales, incluso hasta postularse para la Cámara de Representantes.

A esta valiente e indoblegable mujer le fue otorgado el galardón por sus esfuerzos para frenar la minería ilegal de oro en su territorio, el corregimiento de La Toma, en Suárez, norte del Cauca.

La historia de Francia retrata lo que pasa con los líderes en las regiones. De un lado, ella representa el genuino interés de sus coterráneos por buscar una economía lejos del modelo extractivo que atenta contra sus valores y su futuro. Precisamente, Márquez hace un llamado a la conservación de la naturaleza y las prácticas tradicionales. Lo cierto es que hay una estrecha relación entre el bienestar de las comunidades afrodescendientes y la salud de los ecosistemas en donde habitan.

De otro lado, este justo reconocimiento a Francia debe llamar la atención sobre el grave peligro que corren los líderes al encarar las complejas y violentas dinámicas de sus regiones. Amenazas que luego terminan en asesinatos no pueden seguir siendo la suerte de quienes están buscando un cambio para sus comunidades. De su protección depende, en mucho, el éxito del posconflicto y la conservación de nuestra biodiversidad, dos tareas imposibles de desligar cuando se aspira a la sustentabilidad del país.

editorial@eltiempo.com

Francia Elena Márquez

Francia Elena Márquez, ganadora del Premio Goldman en Sur América.

Foto:

Dejusticia

MÁS EDITORIALES

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA