Editorial

¡Ojo con nuestra joya amazónica!

La deforestación amenaza los límites del increíble ecosistema del parque nacional Chiribiquete.

22 de septiembre 2016 , 08:20 p.m.

De las imágenes de la taquillera película 'Magia salvaje', sin duda una de las más inolvidables es el sobrevuelo por los imponentes tepuyes –grandes formaciones rocosas– que emergen de la meseta amazónica en el enigmático parque nacional Chiribiquete, en los departamentos de Guaviare y Caquetá.

Ese ‘mundo perdido’, como muchos lo han llamado, y en donde se halló un conjunto de pictografías único para reconstruir la historia de nuestro continente, se pensaba que estaba –por sus condiciones geográficas tan difíciles– blindado del mal rampante de la deforestación, que ya ha cobrado la vida de nuestros bosques andinos.

Vana ilusión. La reciente revisión que hizo el Ideam de los bosques en el país –¡que reveló además que perdimos 124.035 hectáreas en el 2015!– puso en evidencia cómo la tala de bosques avanza a solo 10 kilómetros por el lado nororiental de este parque, que es nuestra joya nacional y, por el momento, el área mejor conservada del sistema nacional de zonas protegidas.

La deforestación amenaza los límites de este increíble ecosistema (que el país quiere que sea incluido en la lista de Patrimonio de la Humanidad de la Unesco), porque la demolición del bosque ha sido persistente desde las sabanas de Yarí hacia Chiribiquete. Nada más hace 25 años las sabanas estaban completamente aisladas y hoy ya se puede transitar en carro donde antes había árboles de más de 200 años. Tristemente, estamos arrasando en pocos años con siglos de historia.

Las extensas áreas peladas en medio de la tupida flora amazónica, que se cree se utilizan para el cultivo de ilícitos, no pueden seguir apareciendo al lado del parque nacional, no solo porque es un área protegida, sino por la importancia de que haya conexión de bosque para los cientos de especies que lo cruzan, que habitan allí y que también empezarían a estar en peligro.

No sobra recordar que Colombia tiene la meta de llegar a la deforestación cero en la Amazonia para el 2020; y aunque hoy parezca un objetivo inalcanzable, debe seguir siendo el faro que inspire a conservar la que muchos científicos han llamado la selva más importante del mundo y de la que también depende la estabilidad climática global.

editorial@eltiempo.com

MÁS COLUMNAS

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA