Editorial

Anthony Bourdain

El sarcástico pero generoso Bourdain se portó hasta el final como un crítico al margen.

09 de junio 2018 , 12:00 a.m.

El mundo quedó mudo este viernes ante la noticia del suicidio de Anthony Bourdain, el chef neoyorquino de 61 años, el autor que reveló los secretos de algunos de los más prestigiosos restaurantes del mundo, el protagonista de la cultura popular que consiguió llegar a todos los países con sus programas de televisión y quien era agudo y valiente y lleno de vida. Y la noticia de su muerte –se ahorcó en un hotel de lujo en el este de Francia– se ha tomado como un paso a la desesperanza, pero, claro, también como debe ser: como el momento de celebrar un talento que alcanzó a dar tanto.

El sarcástico pero generoso Bourdain se portó hasta el final como un crítico al margen: luego de una primera carrera como chef, que lo condujo por las exigentes cocinas neoyorquinas, se abrió a sí mismo las puertas de la industria editorial con un artículo para The New Yorker que terminó convirtiéndose en el libro que lo transformó –en el año 2000– en una celebridad: 'Confesiones de un chef'. Desde entonces probó una y otra vez su talento narrativo, defendió las comidas autóctonas, reivindicó las comidas callejeras y puso en duda la comida rápida que en las últimas décadas ha sido patrimonio de Estados Unidos.

Quizás el caso de Bourdain, que tuvo ese olfato para desmontar mitos, sirva de lección y prevención de ese fuego lento en que a veces se va exponiendo la vida.

Un grupo de líderes y de figuras mediáticas, encabezado por Barack Obama y Gordon Ramsay, despidió a Bourdain este viernes en la mañana entre el aturdimiento y la necesidad de retratarlo como fue: un hombre amable que dedicó el último tramo de su biografía a celebrar las diferentes culturas del mundo a través de sus cocinas y a retratar la experiencia de la comida como una que reúne a la humanidad. Miles de voces del mundo, desde Israel, desde África, desde Irán, le dieron las gracias por haber contado sus culturas de manera justa y precisa.

Nadie tiene clara la procesión de otro. No ha sido posible descifrar la enfermedad de la depresión. Quizás el caso de Bourdain, que tuvo ese olfato para desmontar mitos, sirva de lección y prevención de ese fuego lento en que a veces se va exponiendo la vida.

editorial@eltiempo.com

Anthony Bourdain

El conductor del programa 'Parts Unknown' fue hallado muerto este viernes en un hotel de Francia.

Foto:

Craig Barritt / Getty Images - vía AFP

MÁS EDITORIALES

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA