Editorial

Diez años de un jaque

La operación fue una jugada maestra, considerada un punto de inflexión en la guerra contra las Farc.

04 de julio 2018 , 12:00 a.m.

Nadie lo podía creer. Hace diez años, cuando las Fuerzas Militares lograron el impecable rescate humano de aquellos quince secuestrados por las Farc, la sociedad colombiana en pleno se sintió testigo de una película de suspenso con un final feliz e ingenioso. Se llamó a la operación de inteligencia la ‘operación Jaque’. Y no habría podido elegirse un nombre mejor porque el plan –concebido luego de la fuga del subintendente Pinchao con el apoyo del entonces presidente de Colombia, Álvaro Uribe, y el entonces ministro de Defensa, Juan Manuel Santos– fue una jugada maestra que suele considerarse un punto de inflexión en la guerra contra las Farc.

Gracias a la operación Jaque, espectacular como una trama pensada por un guionista experto, fue claro el absurdo de la lucha armada y evidente que tomarse el poder a sangre y fuego era un embeleco de otros tiempos.

Miembros de la Inteligencia de las Fuerzas Militares se inventaron una ONG con sus propios helicópteros y consiguieron convencer a la guerrilla de que, con el objeto de llevar a cabo un intercambio humanitario, era preciso reunir a los quince secuestrados: el capitán Juan Carlos Bermeo, la excandidata presidencial Ingrid Betancourt, el cabo Julio César Buitrago, el subintendente Armando Castellanos, el cabo John Durán, el cabo Amaón Flórez, el cabo José Arteaga, el contratista Marc Gonsalves, el contratista Thomas Howes, el subteniente Raimundo Malagón. El sargento José Marulanda, el sargento Erasmo Romero, el cabo William Pérez, el teniente Vianey Rodríguez y el contratista Keith Stansell.

En uno de los helicópteros fueron capturados los guerrilleros y pronunciadas las palabras “¡somos el Ejército Nacional! ¡Están en libertad!”.

De inmediato se escribieron varios libros sobre el tema, y se produjo una exitosa serie de televisión un par de años después. Tenía que ser así, claro, pues, diez años más tarde, la operación Jaque sigue siendo una esperanzadora historia acerca de cómo un país puede librarse de la guerra a fuerza de valentía e inteligencia.

editorial@eltiempo.com

Liberados en la operación Jaque

Los 15 liberados y sus familiares en una oración de agradecimiento tras la operación, en la base aérea de Catam en Bogotá.

Foto:

Rodrigo Arangua / AFP

MÁS EDITORIALES

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA