Editorial

Debut de la JEP

Este sistema alternativo tiene la oportunidad de acallar críticas y construir confianza.

10 de julio 2018 , 12:00 a.m.

En los últimos meses, mucho se ha dicho y debatido acerca de la justicia especial para la paz. Todo tipo de discusiones se han dado acerca de cuál debe ser su propósito, cuáles sus límites y, más recientemente, cuáles deben ser sus reglas.

Tanto ruido logró por momentos que se olvidara el fin último de este sistema de justicia alternativo: que quienes fueron protagonistas de la guerra aportaran la verdad que por tantos años ha faltado respecto a sus acciones. Con ella se busca ante todo, siempre es bueno recordarlo, llevar algo de alivio a las víctimas, además de las obligaciones que tendrán de reparar y garantizar la no repetición.

Todo lo anterior ha vuelto a salir a flote como consecuencia del llamado a 31 jefes de las Farc ante la Sala de Reconocimiento de Verdad para rendir cuentas sobre un delito que generó rechazo, consternación y movilización entre los colombianos: el secuestro. Al mismo tiempo, el general en retiro Henry Torres Escalante –quien, a diferencia de los exguerrilleros, se acogió voluntariamente– fue citado para comparecer hoy también ante la JEP.

A quienes comparecerán ante esta justicia les cabe la responsabilidad de mostrar a la sociedad un inquebrantable apego a la verdad.

Este oficial tiene a cuestas un proceso por ‘falsos positivos’ en Arauca, y hoy deberá firmar el acta en la cual se compromete a decir toda la verdad acerca de este episodio, documento que hará que se congele cualquier otro proceso en su contra mientras se resuelve la suerte de su expediente en la JEP. En este caso, aplicar la responsabilidad de mando por ser comandante de la tropa que perpetró los crímenes. Torres decidió acogerse a esta jurisdicción, tal y como ya lo han hecho más de 1.700 militares de distintos rangos. Hay que traer a colación esta cifra para dejar en claro que no son pocos los integrantes de la Fuerza Pública que están dispuestos a tomar este camino bajo las reglas actuales. Las mismas con las que existe la tranquilidad de que la Corte Penal Internacional no pondrá sus ojos en el país, caso contrario –como ya se advirtió– con los cambios introducidos en el debate de la ley de procedimiento.

Hay que resaltar entonces que las primeras actuaciones de esta jurisdicción apunten a dos de las conductas delictivas más atroces y que mayor estupor produjeron en la ciudadanía: el secuestro y los llamados ‘falsos positivos’. Y que de manera simultánea, como queriendo enviar un mensaje, sean citados tanto jefes guerrilleros como un general de la república.

La JEP tiene por delante una singular oportunidad de comenzar a despejar dudas y fantasmas dando muestras de ecuanimidad y eficiencia. Dejando claro que ha sabido blindarse de los males que afectan la justicia ordinaria. Es fundamental que esto sea así, pues este componente de justicia es una piedra angular de la construcción de paz. Es, de hecho, el único que no tiene mayor margen de error. Quienes la conforman deben saber que les corresponde, entre otros retos, la tarea de construir confianza entre la ciudadanía. Para ello tendrán que dar muestras certeras con sus actos de que todo lo dicho sobre un posible sesgo es infundado.

Al mismo tiempo, y de cara a lo que veremos en los próximos días, hay que precisar que tanto los jefes de las Farc como el general Torres y cualquier otra persona que en adelante comparezca ante las salas del nuevo sistema tienen la enorme responsabilidad de mostrar un apego inquebrantable a la verdad.

editorial@eltiempo.com

MÁS EDITORIALES

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA