Editorial

Censura a Rajoy

Más allá de cuál sea el desenlace, es claro que el PP queda muy mal parado tras este episodio.

29 de mayo 2018 , 12:00 a.m.

Cuando todavía no había cesado la tormenta que produjo el intento de separación de Cataluña, una nueva tempestad comenzó a azotar la semana pasada la política española.

El fallo de la audiencia nacional que condena a 26 personas por su participación en una trama de corrupción consistente en el pago de sobornos de empresarios para quedarse con millonarios contratos, y que involucra a miembros del Partido Popular, hoy en el poder, ha sido el causante de este nuevo remezón.

Ante la decisión judicial, el Partido Socialista Obrero Español (Psoe), con el apoyo de la colectividad de izquierda Podemos, ha promovido una moción de censura contra el gobierno que encabeza Mariano Rajoy. Y es que si bien la providencia no menciona conductas por fuera de la ley del actual presidente del Gobierno, sí deja muy mal parada a su colectividad.

El fallo de la audiencia nacional que condena a 26 personas por su participación en una trama de corrupción consistente en el pago de sobornos de empresarios para quedarse con millonarios contratos.

El argumento del Psoe justamente se basa en el interrogante de con qué credibilidad y con cuánta autoridad moral su tradicional rival podrá, a partir de ahora, hacerle frente a cualquier nuevo caso de corrupción. Más allá de cuál sea el desenlace, es claro que el PP queda muy mal parado tras este episodio.

La moción se votará entre viernes y sábado en el Parlamento español. Hasta el momento sus promotores no cuentan con los votos suficientes: les hace falta el apoyo de Ciudadanos, movimiento de centroderecha que se mantiene en su postura de pedirle a Rajoy adelantar elecciones. Los críticos de esta iniciativa aseguran que a la misma la mueven intereses que trascienden el ‘caso Gürtel’ –como se le ha denominado–. Un señalamiento que apunta directamente a las fuerzas independentistas catalanas.

Es un hecho que en el mundo entero los tentáculos de la corrupción poco a poco van quedando expuestos. Un proceso que es necesario, pero no por ello deja de ser traumático y una prueba de fuego para las instituciones. En el caso español, una más.

editorial@eltiempo.com

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA