Editorial

Avances y retos para Bogotá

Si bien falta para consolidar la ‘Bogotá mejor para todos’, en la mayoría de frentes hay adelantos.

25 de julio 2017 , 12:00 a.m.

Los indicadores sobre calidad de vida en Bogotá, presentados este lunes por el programa Bogotá Cómo Vamos, dejan ver avances, en general, en la mayoría de los segmentos evaluados, síntoma de que –pese al pesimismo de la gente, la mala imagen del Alcalde y la polarización evidente– las cosas están marchando. Aunque para muchos no resulte obvio, las conclusiones reveladas reflejan un panorama en el cual, si bien alerta sobre lo mucho que falta para consolidar la ‘Bogotá mejor para todos’, alivia ver que en la mayoría de los frentes hay adelantos.

En seguridad –principal preocupación de los bogotanos–, la reducción de los homicidios (5 %), el hurto a personas (2,4 %), así como la caída del asalto al comercio (28 %) dan cuenta de que la creación de la Secretaría de Seguridad, el desmantelamiento de bandas criminales y la focalización de las acciones policiales (‘Bronx’) han sido determinantes. Sin embargo, queda encendida la alerta por los hechos de violencia intrafamiliar y suicidio de jóvenes, los cuales aumentaron, así como el hurto de vehículos, que ha crecido 15 %, particularmente en el occidente de la ciudad.

‘Informe de calidad de vida’ muestra evidentes avances en seguridad, educación y salud. Hay retos en movilidad y mucho por hacer en hábitat

A pesar de la controversia suscitada en su momento por el esquema de salud que implementó la Administración, para los autores del informe este fue un acierto, pues permitió canalizar esfuerzos y mejorar la atención prioritaria a las personas. Se han reducido las muertes materno infantiles, pero aún se presentan casos de desnutrición.

Los colegios oficiales siguen teniendo un mejor comportamiento en las pruebas de Estado (aumentó 7 puntos en Saber 11) y hoy, menos establecimientos están en las categorías C y D, al tiempo que se destacan el ‘Plan de lectura’ y la ‘Ruta de la primera infancia’. Hay mucho por hacer en cobertura en educación preescolar, y si bien las matrículas para educación superior profesional crecen en 22.500 casos, todavía son bajas para la demanda existente; también urge aumentar la implementación de la jornada única.

Respecto al ambiente, no deja de ser un contrasentido que mientras se presentaba el informe, con indicadores preocupantes en calidad del aire, el Gobierno no logre hallar una solución real para el control de las emisiones del transporte público. La ciudad aún está en deuda con las mejoras de los ríos, y las cargas contaminantes a su afluente principal, el Bogotá, crecen levemente. Hay progresos en cobertura verde en espacios públicos y en calidad del agua.

Los desafíos persisten en movilidad, pues la gente sigue gastando una hora al día en promedio para desplazarse de un lugar a otro, el 50 por ciento de la malla vial continúa en mal estado (datos del 2016) y la tasa de accidentalidad se mantiene entre las más altas de América Latina.

En conclusión: hay avances importantes y asuntos críticos por abordar, como el de la vivienda. Seguramente, muchas cosas habrán variado en lo corrido de este año, y eso lo dirá la próxima evaluación. La Alcaldía, por lo pronto, no debe perder el foco de sus iniciativas y sí, concentrar cada vez mayores esfuerzos en los grupos vulnerables de la población, como jóvenes y mujeres, que, según varios de los indicadores, siguen estando entre los más amenazados de la capital.

- editorial@eltiempo.com

MÁS EDITORIALES

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA