Editorial

Editorial: La paz, por buen camino

La llegada de las Farc a las zonas de verificación es un paso que hay que mirar en sus dimensiones.

20 de febrero 2017 , 07:24 a.m.

El país tal vez no ha logrado dimensionar en su justa medida lo que ha significado el proceso de concentración de las Farc en las 19 zonas veredales y los 7 puntos transitorios de normalización. Un hecho que, por todo lo que ha constituido esa guerrilla de 60 años en Colombia, se debería haber entendido y registrado con la importancia histórica que tiene, como lo recalcó el presidente Santos.

Las cifras de violencia en nuestro suelo dibujan un triste panorama. Según el Centro de Memoria Histórica, 218.000 muertos, más de 11.000 lesionados por minas antipersonas, más de 21.000 secuestros. Y se habla, de acuerdo con las últimas estadísticas, de 8 millones de víctimas, entre desplazados, amenazados y despojados.

No todos a manos de las Farc-EP, pero ellas son un alto denominador y por tanto, entre la golpeada sociedad, son evidentes la resistencia y la indignación. Por todo ello, parecían lejanas las imágenes que se han visto por estos días de las largas filas de guerrilleros que se dirigen hacia las zonas veredales custodiados por el Ejército, cuyos miembros han sido saludados de mano por los guerrilleros con su fusil en bandolera.

Y parecía lejano el acontecimiento que culminó este sábado en la concentración de 6.900 guerrilleros, después de recorrer durante 19 días, en chivas, lanchas, buses o a pie, 8.700 kilómetros. Y es de resaltar que no se presentó ningún incidente.

Colombia ha estado con la mirada más puesta en los condenables hechos de la corrupción, y tal vez no le hemos dado la trascendencia que tiene a que ya las Farc están bajo los mecanismos de monitoreo, en procesos de registro, y a que comienza la entrega de las armas.

Es decir, lo firmado en el teatro Colón el 24 de noviembre se está cumpliendo. No todo a la perfección, si se le quiere poner algún lunar, pues algún par de campamentos no estuvieron listos y no han llegado los materiales de construcción a otros dos.

Sin embargo, sobre el terreno de la realidad, el proceso con las Farc va por buen camino. Es la hora de ser justos y mirar para atrás. Este es el fruto del empecinamiento del Presidente y de los esfuerzos de su equipo negociador, de los países garantes, del compromiso de nuestras Fuerzas Militares, de la voluntad de las Farc.

Pero, ya firmado el acuerdo, para llegar a este punto ha habido otra titánica tarea en la que mucho tienen que ver el Alto Comisionado de Paz, el Ejército y unas cien mil personas, que han trabajado sin descanso. Eso hay que aplaudirlo, porque las armas de las Farc están cada vez más cerca de ser fundidas y esa agrupación, de pasar a la vida democrática, pues el 31 de mayo tendrá que haber cumplido la entrega de armas y serán ciudadanos en espera de oportunidades.

Con todo, falta mucho, porque el posconflicto puede ser más complejo que la misma negociación. Pero son puntos claros de esperanza. Como otros que surgen. Por ejemplo, el hecho de que, en cabeza de la Alta Consejería para el Posconflicto, con asistencia de la Misión de Apoyo al Proceso de paz de la ONU y ‘Pastor Alape’, de las Farc, este mismo sábado se haya firmado con 36.000 familias del Putumayo un acuerdo para sustitución de cultivos.

No se trata de pintar palomas en el aire. Pero, sin duda, se ha dado un paso enorme para que este país halle la paz. Y ojalá se continúe por esta senda.

editorial@eltiempo.com.co

MÁS EDITORIALES

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA