Editorial

Hitler en Tunja

Si fue verdad, ¿qué vino a hacer a un país que estaba persiguiendo alemanes desde la Segunda Guerra?

01 de noviembre 2017 , 12:00 a.m.

Ningún historiador serio ha salido a reconocer que es posible que haya sucedido algo como eso, pero, por descabellada, por increíble, la noticia de que el dictador nazi Adolfo Hitler pasó un tiempo en Tunja, Boyacá, ha sido el tema de la semana. Ya está en YouTube la inevitable parodia a partir de aquella famosa escena de la película La caída: “Hitler se entera de que Hitler estuvo en Tunja”. Ya las redes sociales están repletas de memes que se ríen de la nueva teoría, de la semana pasada, sacada de los documentos de la CIA desclasificados por el Gobierno norteamericano.

No es inusual que se niegue a toda costa la muerte de los personajes icónicos, héroes o villanos, como pensando con el deseo o dejándose tentar por una nueva teoría de conspiración: durante muchos años fue común escuchar, por ejemplo, que el cantante de rock Elvis Presley estaba vivo. Eso mismo se dijo, y se sigue diciendo, sobre tantos bandidos que han alcanzado a protagonizar sus leyendas. De Hitler se ha dicho que no se suicidó en el búnker, como aceptan los principales biógrafos y los historiadores responsables, sino que escapó de Alemania a Suramérica, en submarino, para vivir una vida clandestina.

Adolf Hitler

El Führer habría estado en varios países de Suramérica.

Foto:

Archivo particular

Se ha afirmado que estuvo en Argentina, como otros nazis fugitivos, pero que, cuando fue derrocado Perón, tuvo que irse al Paraguay del dictador Stroessner. Y desde hace algunos años se ha estado repitiendo la teoría de que antes estuvo en Colombia. ¿Qué vino a hacer a un país que estaba persiguiendo a los alemanes desde los días de la Segunda Guerra? ¿Quién lo protegía? ¿Qué buscaba? No es muy claro. Faltaba más que resultara aquí un Hitler de ruana de lana virgen y alpargatas, pasando por uno de los queridos compatriotas boyacenses.

La historia es tan extraña –Hitler, entonces, no solo sobrevivió a la peor de las guerras mundiales, sino que estuvo en las termales de Paipa– que cuesta mucho no sumarse al juego de imaginar todo lo que pudo sucederle al dictador en esas dos décadas en las que la Guerra Fría se tomó el planeta y él se convirtió en el villano de la Historia.

editorial@eltiempo.com

MÁS EDITORIALES

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA