Opinión

Los libros que adoramos

¿Cuál es ese libro que estábamos necesitando o que no sabíamos aún que estábamos necesitando?

24 de abril 2017 , 12:59 a.m.

En este mes de abril, en el que se celebran el natalicio de Andersen, la muerte (o mejor, la vida) de Shakespeare y Cervantes, el Día del Idioma y la edición número treinta de la Feria del Libro de Bogotá, me llegó por Twitter, con la etiqueta de #ColombiaSeEscribe, la siguiente pregunta: “¿Cuál es ese libro que odiaste leer en el colegio? ¿Por qué? ¡Cuéntanos!”.

La pregunta me sonó a Rincón del Vago, pero mi sorpresa fue mayúscula al ver que se había originado en Señal Colombia: la cadena de televisión pública, educativa y cultural del país. Y las respuestas que comenzaron a circular mencionaban, como era predecible, títulos del tipo “la ‘María’ o el ‘mío Cid’ ” (sic). Me pregunté por el sentido de usar los medios del Estado para lanzar preguntas inducidas que, más que crítica o debate, parecían reforzar esas respuestas estereotipadas a las que suele reducirse la compleja relación entre la escuela y la lectura, y que se repiten desde hace décadas.

Es sabido, por supuesto, que muchos adultos sitúan los ancestros de su fobia lectora en la imposición escolar de leer y, sobre todo, de “analizar” –en la acepción simplista del término– ciertas obras literarias prescritas, sin contexto ni acompañamiento y, especialmente, sin la emoción que transmite un buen maestro. No obstante, el hecho de proponer una conversación sobre el libro más odiado, precisamente en este mes en el que hay tantas noticias sobre libros, autores y lanzamientos que nos renuevan las ganas de leer y que merecen ser contadas, suscita muchas preguntas.

¿Qué se puede leer entre las líneas de esa manida consigna? ¿Acaso cierta pereza para informarse sobre formas de leer y de escribir relacionadas con los jóvenes lectores? ¿Acaso una variación de los manidos clichés de Pombo, Gabo, las mariposas amarillas y las estadísticas desactualizadas del medio libro al año que permiten hablar de lectura sin “tener que leer” nada? ¿Qué ideas instaladas sobre la lectura llevan a un emisor a basar su mensaje en el libro más odiado y a suponer que la pregunta generará la participación inmediata de su audiencia? ¿Por qué pensar que en los libros para niños y jóvenes no hay nada digno de contar ni nada nuevo qué leer, ni autores e ilustradores que trabajan con rigor para hacer libros hermosos y profundos?

Muchos de esos autores, editores e ilustradores vendrán a la Filbo desde distintos lugares del mundo y visitarán también colegios, bibliotecas y librerías para encontrarse con esas nuevas generaciones que leen desde la infancia y que, precisamente gracias a esos encuentros, están cambiando paulatinamente el imaginario de los libros escolares obligados. Y muchas veces es la escuela, con todas sus tensiones y todo lo que le falta por hacer en asuntos de lectura, el único lugar en donde es posible que un niño se encuentre con un libro.

Valdría la pena, entonces, darle la vuelta a la pregunta y conversar sobre esos libros que adoramos y que se quedaron guardados para siempre, desde que los leímos o nos los leyeron, en la memoria profunda de la infancia. Yo me imagino una campaña que recuerde –en el sentido etimológico de “pasar por el corazón”– a ese maestro que nos puso en las manos el libro justo en el momento justo: ese libro que estábamos necesitando o que no sabíamos aún que estábamos necesitando, hasta que esa persona nos acompañó a descifrarlo y a quererlo.

En vísperas de la inauguración de la Filbo, quisiera dejar resonando esa otra pregunta: ¿cuál fue ese libro amado que usted recuerda todavía y que quizás sigue ligado a la voz de su maestro y al paisaje de una escuela? No tiene que decirlo por las redes. Es simplemente para su corazón. Y para su memoria poética.

YOLANDA REYES

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA