Opinión

La cultura del ministerio

La cultura tiene que estar en los grandes debates del país; por eso es fundamental este ministerio.

28 de agosto 2017 , 01:04 a.m.

Me llamaron la atención las fiestas de los 20 años del Ministerio de Cultura, pues no tenía claro que los ministerios festejaran su cumpleaños ni que los ciudadanos conociéramos –o nos importaran– sus edades. ¿Sabía usted, acaso, cuándo se fundaron el Ministerio de Educación, el de Defensa o el Mintic?

El presidente Santos y el expresidente Samper, los encargados de dar comienzo a los festejos, lucieron su cultura general lanzando nombres y anécdotas como si estuvieran en su club o con amigos entre casa. (Yo me inventé este ministerio... Gabo me dijo tal cosa... A mí me la dijo Carlos Fuentes cuando fuimos a cenar con nuestras señoras, etcétera). Y, como quizás es tradición en ciertas tertulias literarias, Samper desplegó su humor cachaco para recitar y corregir versos de ‘La luna’, de Diego Fallon, y recordar que era de su familia. Santos se equivocó al decir que Juan Mayr había sido ministro de Cultura, en vez de Ambiente (quizás le daba igual), mientras Santiago Gamboa, en su calidad de moderador, intentaba conducirlos, sin mucho éxito, al libreto sobre la importancia de la cultura en el posconflicto.

La charla, que puede verse por internet, ilustra esa fachada de supuesta erudición que se asocia con la cultura y esa mezcla de banalidad, indulgencia y lugares comunes con la que suelen tratarla los gobernantes. Si bien Samper hizo algún apunte sobre el recorte que había sufrido la cartera ministerial en el proyecto de presupuesto para el 2018 (¡13,7 por ciento, que es bastante, teniendo en cuenta el poco dinero que le asigna la Nación!), Santos le respondió que antes le habían subido el 110 por ciento –como quien dice, que agradezcan–, pero nada de eso parecía importar a los risueños comensales, y tal vez tiene que ver con que ese puesto, o ese exiguo presupuesto, tampoco es importante como botín político.

“La cultura tiene que estar en los grandes debates y decisiones del país; por eso es fundamental este ministerio, especialmente en este proceso de posconflicto”, dijo la ministra Mariana Garcés, en una de sus intervenciones, y reconoció que “es posible pensar distinto”, lo cual es motivo de celebración, viniendo de alguien que se ha ganado la fama de vetar a quienes expresan algo distinto. De los veinte años que celebra el ministerio de Cultura, ella lleva siete y todo indica que cumplirá ocho, lo cual es casi la mitad del tiempo total, y plantea interrogantes sobre la concentración del poder en un campo tan sensible.

Si bien coincido con la ministra en la importancia de la cultura, de cara a los desafíos actuales del país, me parece importante debatir sobre los límites entre los posibles privilegios y la posibilidad de crear, interpelar y criticar que son inherentes a todos los ámbitos de lo público, pero en especial a los que involucran el trabajo cultural.

¿Es posible mantener inmune la cultura frente a las estructuras de poder? ¿Cómo garantiza el Estado la plena independencia de todos los actores para participar críticamente, incluso y sobre todo cuando hay versiones en conflicto? ¿Cuál debe ser el grado de intervención del ministerio en los proyectos culturales, en las curadurías, en las comitivas y en los acervos?

Si el punto de partida del ejercicio cultural, en su sentido amplio, es una cierta desobediencia para arriesgarse a transitar nuevos caminos, ¿cómo garantizar que esas invitaciones a pensar y a expresarse de formas tan diversas no entren en conflicto con los canales oficiales?

Sin desconocer el trabajo que ha hecho el ministerio en tantos lugares del país, es importante aprovechar esta celebración para hacer la misma pregunta recurrente sobre las relaciones, en buena hora conflictivas, entre la cultura oficial y la cultura.

YOLANDA REYES

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA