Opinión

Pontífice, pastor y político

La presencia de Francisco es un motivo de regocijo para millones de colombianos.

06 de septiembre 2017 , 12:00 a.m.

Es inaudito –por decir lo menos– el escozor que les produce a algunos la visita que inicia hoy el Papa a nuestro país. Calificativos como cómplice del castrochavismo hasta profeta del anticristo le han llovido al pobre Jorge Mario Bergoglio, cuyo único pecado ha sido predicar la armonía y rechazar la guerra. De hecho, en el video que nos envió el lunes a los colombianos y en un trino publicado en su Twitter, nos pidió rezar por él y reiteró el propósito de su travesía: “Iré de viaje en búsqueda de la reconciliación y la paz”.

Sin embargo, no faltan quienes se las dan de católicos y dicen defender su fe (pero no así) y que están mortificados por una visita que en efecto es un peregrinaje pastoral pero también un espaldarazo al avance que ha significado para el país la firma de los acuerdos entre el Gobierno y las Farc.

Porque, más allá de las cuestiones espirituales, la presencia de Francisco –o la de cualquier otro pontífice– tiene un matiz político, y ese es un asunto que no debería escandalizar a nadie. ¿Acaso no saben que, además de ser el vicario de Cristo, el Papa también es un jefe de Estado y que, como tal, no puede ser ajeno a la política?

Tocaría ser muy miope para desconocer el rol político que la Santa Sede ha desempeñado en la historia. En tiempos recientes, hay que recordar la importancia de la mediación del Vaticano en el conflicto entre Argentina y Chile, por la disputa del canal de Beagle, que evitó una guerra casi inminente entre esos dos países; o el papel que jugó Juan Pablo II en la caída del comunismo y el consiguiente final de la Guerra Fría.

Y por aquí tampoco hemos sido ajenos a la intercesión pontificia para buscarles solución a nuestros complejos problemas políticos. En abril de 2005, al asistir a la primera misa oficial de Benedicto XVI, Álvaro Uribe le pidió oraciones al papa recién elegido para que “este nuevo periodo de la Iglesia católica sirva para buscar la paz de Colombia”.

Tocaría ser muy miope para desconocer el rol político que la Santa Sede ha desempeñado en la historia

Lo curioso –o más bien patético– es que ese dirigente que hace 12 años suplicaba en Roma la bendición papal para sus planes de paz sea el mismo que lleva meses tratando de poner al sumo pontífice en contra de un proceso que, con todo y sus imperfecciones, ha servido para silenciar más de 7.000 fusiles y desmovilizar a una guerrilla de medio siglo de antigüedad.

Encabezados por el expresidente, los obstinados detractores de las conversaciones de La Habana omitieron los escrúpulos, no tuvieron en cuenta el significado de eso que llaman juego limpio y sacaron toda su artillería para oponerse hasta con los dientes a cualquier personaje, entidad o país que ellos identificaban como ‘cómplice’ de las negociaciones. Y de esa campaña de rabia y estigmatización no se salvó ni siquiera el santo padre. ¿No les dará vergüenza?

Luego de que todos sus tiros les salieron por la culata, tuvieron que aceptar que Francisco venía sí o sí. No obstante, hasta último momento han tratado de echar mano de artimañas y argucias desesperadas con el propósito de malograr esta visita, que a todos debería llenarnos de júbilo.

Para no ir muy lejos, ayer mismo se supo que, en su incansable cruzada contra los acuerdos de paz, el senador Uribe le mandó una carta al Papa en la cual le manifestaba sus supuestas preocupaciones por la situación del país. Sin embargo, al revisar los términos del escrito es fácil descubrir que no se trata del clamor de un ciudadano preocupado, sino de un nuevo y descarado intento de envenenar el ambiente, tarea en la cual el exmandatario es especialista.

Por fortuna, el Papa está más allá del bien y del mal y su travesía por nuestro país es un motivo de alegría para millones de colombianos que agradecemos su presencia. ¡Bienvenido, Francisco!

VLADDO

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA