Opinión

Ni resentimiento ni discriminación

Más allá de zapatos, o de sillas de avión, tiene que haber razones válidas para plantear un debate.

04 de mayo 2017 , 07:29 a.m.

Más que su conocida soberbia y su excesiva paranoia, uno de los defectos más notorios de Gustavo Petro es el resentimiento. Sin importar si se trata de un ciudadano o de un gobernante, esa proclividad a ver las cosas y a interpretar la realidad desde esa óptica no deja actuar con claridad a nadie.

Y aunque el resentimiento puede generarle muy buenos dividendos a un congresista –que habla para sus copartidarios y necesita motivar a sus fans– en el caso de un mandatario ese rencor resulta perjudicial, pues le da a quien ejerce el poder una visión distorsionada de la sociedad en su conjunto, que lo lleva a exacerbar la polarización y ahondar la división en una comunidad que debería tirar para el mismo lado en la búsqueda del bienestar general.

Los habitantes de la capital vimos cómo en la época de la ‘Bogotá Humana’ ese ánimo camorrero y ese deseo de poner a unos contra otros lo único que dejó fue una ciudad desgobernada y a los ciudadanos enfrentados hasta con su propia sombra, por cuenta de un discurso que promovía la hostilidad y la lucha de clases, en vez de la armonía y la convivencia.

Hago este recuento porque de un tiempo acá he visto asomar un fenómeno que podría parecer inverso, pero que a la larga tampoco tiene justificación y conlleva un mensaje de discriminación sin ton ni son. Hace unos meses se armó en redes sociales un escándalo por una foto donde aparecía Gustavo Petro con unos costosos zapatos italianos. Desde luego, muchos aprovecharon la ocasión para caerle al exalcalde y acusarlo de oligarca, tildarlo de corrupto y hacerle todo tipo de señalamientos, como si usar productos de marca fuera un pecado, o, peor aún, como si se los hubiera robado.

En otro caso parecido, también en redes sociales, alguien subió hace poco una foto de uno de los comandantes de las Farc, ‘Jesús Santrich’, a bordo de un avión, en clase ejecutiva. En este caso, la imagen llevaba la leyenda: “Bienvenido a la burguesía y la oligarquía”. Quién dijo miedo: los reproches y las diatribas no se hicieron esperar, en comentarios que tampoco tenían sustento.

En uno y otro caso, el matoneo virtual del que fueron víctimas estos personajes fue tan frenético como insustancial. ¿Acaso las ideas de Petro no pueden rebatirse a partir de sus declaraciones, de sus escandalosos trinos o de sus propuestas descabelladas? ¿Será que los contradictores de las Farc están tan faltos de argumentos que necesitan desviarse por los vericuetos superfluos de las comodidades de sus líderes?

Si se les pide a los dirigentes de la izquierda que abandonen el odio y el resentimiento, resulta paradójico acosarlos por disfrutar de bienes o servicios que algunos creen que son exclusividad de la ‘gente bien’. Estoy seguro de que más allá de un par de zapatos o de una silla de avión en primera fila, tienen que haber razones de verdad válidas para plantear un debate político serio; para elevar el nivel de la discusión.

* * *

Colofón. Hizo bien Óscar Naranjo al bajarle el tono a la ‘denuncia’ de Noticias RCN sobre la supuesta injerencia de las Farc en las sesiones del Congreso, a raíz de una llamada entre el senador Iván Cepeda e ‘Iván Márquez’. “Ese juicio sería válido si uno pudiera tener certeza del contenido, el alcance y el propósito de esa comunicación. Llegar a decir que porque se produjo una llamada las Farc están manipulando integralmente las decisiones del Congreso me parece aventurado; no corresponde a la realidad”, dijo el Vicepresidente al responder una pregunta capciosa de Luis Carlos Vélez, en Caracol Radio. Ahora, si la idea es denunciar presiones indebidas en el Capitolio, RCN haría bien en contarnos cómo fue el cabildeo del gremio azucarero para atajar el impuesto a las gaseosas.

VLADDO
@Vladdo

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA