Opinión

A los pies de Fernando Montaño

Además de la autodeterminación y la disciplina, hay que perderle el miedo al ridículo.

31 de enero 2018 , 12:00 a.m.

No hay mejor manera de terminar enero, o de empezar el año, que asistiendo al Hay Festival, que ya forma parte de la agenda de la ciudad de Cartagena y de todos aquellos que cada doce meses –bajo el noble pretexto de la literatura– se dan cita en la Heroica.

Aunque se supone que es un festival literario, este evento va mucho más allá y a su alrededor se desarrolla una gran cantidad de actividades donde, además de los libros y la lectura, tienen cabida la conversación, la música, el arte o la comida. No es fácil encontrar una confluencia tan variada de personas de tantos orígenes profesionales, sociales, culturales o académicos que llegan desde los más recónditos rincones del país y del mundo, para darse un respiro en los auditorios, los hoteles, los restaurantes, las casonas o las calles cartageneras.

En ese ambiente, tuve la oportunidad de ir a varias charlas, pero hubo una que me sacudió hasta las tripas: la que sostuvo el sábado por la mañana el bailarín colombiano Fernando Montaño con el periodista Gustavo Tatis, y que nos dejó una gran cantidad de enseñanzas a quienes lo escuchamos con ojo aguado, durante esa hora que se pasó volando.

Es mejor cometer errores y aprender de ellos que dejar de hacer las cosas por temor a fallar.

A lo largo de la conversación, este joven, miembro del Royal Ballet de Londres, no solo hizo gala de una sencillez extraordinaria sino de una sensibilidad conmovedora. Nos contó, por ejemplo, cómo ha hecho para mantenerse en un nivel tan alto de desempeño en una institución tan prestigiosa. Según él, además de la autodeterminación y la disciplina, hay que perderle el miedo al ridículo, pues a su juicio es mejor cometer errores y aprender de ellos que dejar de hacer las cosas por temor a fallar.

A sus 32 años, el artista –que en realidad se llama Fernando Rodríguez Montaño, pero que usa solo su segundo apellido como homenaje a su madre, fallecida hace 12 años– también decía cómo ha necesitado tener una alta dosis de resiliencia para superar las dificultades que ha encontrado en su camino. Al fin y al cabo, la llegada al ballet londinense –luego de formarse en La Habana y en Italia– no estuvo exenta de obstáculos. Es más: al comienzo, en Londres, fue víctima del matoneo de sus compañeros de camerino, quienes no solo se burlaban de él porque no hablaba ni jota de inglés, sino que le escondían las zapatillas o la ropa de baile; gestos poco amables que, sin embargo, no fueron suficientes para desanimarlo ni para distraerlo de sus metas.

Hoy, convertido en una celebridad –el príncipe Carlos lo saluda de mano cuando asiste a sus presentaciones– y consciente de su fama, Fernando no se olvida de sus raíces. A tal punto que cuando Tatis le pregunta dónde ha sido más feliz en la vida, y cuando uno esperaría que dijera que en Milán o en Londres, él no duda en responder que en su Buenaventura natal y recuerda el olor de la lluvia y el ruido del tren en el puerto.

Le teme a dejarse llevar por un exceso de amor propio o a volverse narcisista. “Siempre le pido al espíritu de mi mamá que me ayude a ser sencillo y humilde”, dice con nostalgia, y lanza luego un hondo suspiro al recordar su muerte, mientras todo el público lo aplaude de nuevo. Una y otra vez, después de cada tanda de ovaciones, él le responde a la concurrencia poniéndose de pie, como lo hace en sus espectáculos de baile.

Al final del diálogo, satisfecho con sus logros, resume su trayectoria en una frase contundente: “Mi vida ha sido una buena aventura, como mi ciudad, Buenaventura”. Y todos volvemos a aplaudir de pie, antes de secarnos de nuevo las lágrimas de emoción.

* * *
Colofón. Hay que ser muy ruin para utilizar las fotos de los cadáveres de los policías masacrados por el Eln en Barranquilla con fines políticos. Y pensar que quienes lo hacen se autodefinen como “colombianos de bien”.

VLADDO@OpinionVladdo

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA