Opinión

Viejo, no te suicidaste, pero…

¿Qué anciano no prefiere morir de hambre física, antes que soportar el hambre de abrazos?

30 de septiembre 2017 , 12:39 a.m.

“Crecen los suicidios en adultos mayores”, lo leí en el periódico ‘ADN’ de Medellín (4-9-2017). (¡Cómo está generando opinión ‘ADN’!). Dice el informe que solo en Medellín van 17 casos en este año y reporta los datos de una investigación realizada por Ivonne Ordóñez Monak, según la cual entre el 2009 y el 2013 se suicidaron en Colombia 1.167 mayores de 60 años, más hombres que mujeres. En Medellín, en este año van 17 casos de suicidio en mayores de 55. ¿Causas? Enfermedad, pérdida de autonomía, violencia intrafamiliar, violencia económica, fatiga, frustración, pérdida de sentido de vida… En otras palabras, porque a nuestros viejos les falta amor y protección.

Estas cifras hurgaron más mi herida desde tu muerte, maestro. No te suicidaste cortando tus venas con un pedazo de tu paleta de colores, ni te ahorcaste con un lienzo de aquellos que llenabas de rosa y gardenias; pero sí te mató el no aceptar el plato de lentejas de cada día, el preferir morir que estar encerrado.

Te mató la tristeza, el sentirte abandonado por los que más querías, por aquellos a los que les entregaste 50 años de amaneceres y anocheceres pintando para que pudieran subsistir dignamente y que te mandaron lejos cuando no pudiste producir más; cuando te convertirse para ellos en un estorbo.

¡Sáquenme de aquí decías llorando! Y así te fuiste apagando hasta morir solo, sin el beso que ansiabas. “No hay cupo”; “si no se vale por sí mismo no podemos recibirlo”, me decían públicos y privados cuando quise ayudarte. Todo fue en vano… ya nada puedo hacer, así vendiera todas las flores que me enseñaste a pintar. Solo puedo lanzar una pregunta: ¿Quién está pensando en los viejos de la Colombia pobre, sin pensión y sin dónde caer muertos?

Detrás de este interrogante llega otro, quizás peor: ¿por qué está aumentando el suicidio en Colombia de manera tan alarmante (21.415 casos entre el 2005 y el 2014)? ¿Por qué en este país hubo cerca de 19.000 intentos de suicidio en el 2016? ¿Por qué los jóvenes entre 15 y 19 años cargaron con el 30 por ciento de estas cifras? ¿Por qué Antioquia, Bogotá, Valle del Cauca y Huila fueron el principal escenario para estos intentos de quitarse la vida? ¿Por qué en Antioquia, el año pasado, se suicidaron 60 jóvenes entre los 20 y los 24 años y el 41 por ciento de los intentos de suicidio fue en población de 10 a 19 años? ¿Por qué se reportan casos de niños suicidas entre los 5 y los 9 años? ¿Por qué se suicidan los indígenas? ¿Por qué crecen las tasas de intentos de asesinato en mujeres? Jóvenes, mujeres, tercera edad tienen tanto dolor que son capaces de quitarse la vida, mientras crece la insensibilidad ante esta tragedia ante la cual somos indolentes.

¿Las causas? Un informe firmado por la Secretaría de Salud y Protección Social de Antioquia responde: De mayor a menor en estadísticas estas son los principales detonantes del suicidio en nuestro día a día: problemas de pareja, trastornos depresivos, problemas económicos, enfermedad grave discapacitante, problemas escolares, maltrato y violencia.

Para mí el problema no es enseñar a vomitar al que se ha intoxicado porque no quiere vivir más; suicidio y eutanasia son decisiones respetables. Lo que hay que preguntarnos es por qué se suicidó este niño, este adolescente, este indígena, esta mujer. En lo que tenemos que detenernos es en las causas de los actos suicidas. ¿Qué joven va a soportar indefinidamente que en su casa la violen cada día y que su violador ande suelto exigiéndole silencio, mientras la justicia lo deja libre? ¿Qué mujer no entra en depresión ante un compañero agresor de ella y de sus hijos? ¿Qué anciano no prefiere morir de hambre física, antes que soportar el hambre de abrazos?

Ante una población que envejece y una pensión cada vez más esquiva hay que pensar en soluciones. Las pensiones más altas, que se llevan el mayor presupuesto de este rubro, siguen en ascenso rampante. Que al menos un gravamen sobre ellas se destine a los ancianos desprotegidos, sería un posible aporte a la solución de un imperativo.

SONIA GÓMEZ GÓMEZ

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA