Opinión

Llegó la hora de la paridad

Tengo fe y confianza en Marta Lucía Ramírez y su decisión de trabajar por la mujer.

20 de junio 2018 , 12:00 a.m.

Que un gabinete presidencial sea paritario no es asunto de derecha o de izquierda: es cuestión de decisión política. Lo acaba de demostrar el nuevo gobierno español con el socialista Pedro Sánchez a la cabeza: 11 mujeres y 6 hombres en el ejecutivo, gabinete que él denomina “progresista, modernizador y europeísta”. Y en Costa Rica el candidato de centroizquierda Carlos Alvarado, con 14 mujeres y 11 hombres en un gabinete plural, lo que supera su promesa de paridad de género para su gobierno.

¿Habrá paridad en el nuevo gobierno de Colombia? Nuestra vicepresidenta, Marta Lucía Ramírez, como congresista apoyó la Ley de Cuotas y en su campaña presidencial prometió paridad. El candidato presidencial Duque había dicho en campaña “propondremos la equidad para la mujer, con especial seguimiento a condiciones y oportunidades laborales, con medidas para corregir situaciones de discriminación”. En su discurso del triunfo de este 17 de junio, el presidente electo ya hizo un compromiso formal con la elección de un gabinete paritario: 50% mujeres, 50% hombres. En otras palabras: a Colombia le llegó la hora de la paridad.

De lo que se trata ahora es de lograr que esas mujeres electas representen realmente el pensamiento femenino moderno, de avanzada y que por ningún motivo se vaya a retroceder en los logros de varios siglos de lucha por nuestros derechos. Los electores descartaron posiciones de extrema derecha cuando dijeron no a la candidatura del exprocurador Alejandro Ordóñez y eso debe tenerlo muy claro el equipo elegido.

Tengo fe y confianza en Marta Lucía Ramírez y su decisión de trabajar por la mujer, porque durante una década he seguido su trayectoria y he participado en múltiples eventos donde ella ha sido la anfitriona para hablar de los derechos de las mujeres y de la equidad.

De lo que se trata ahora es de lograr que esas mujeres electas representen realmente el pensamiento femenino moderno.

Creo y espero que con ella la mujer será protagonista en todos los escenarios y que, como dice la excandidata Cecilia López Montaño, cuando se piense en capacitar a las de menores recursos no se estará hablando sola y únicamente de ponerla a hacer cursos de manicure y peluquería, sino de darle la oportunidad de ser autónoma económicamente y poseedora de vivienda y proyectos de emprendimiento.

Después de 60 años del voto femenino, en el Congreso elegido para posesionarse este 20 de julio, solo 56 mujeres alcanzaron una curul (25 para el Senado y 31 para la Cámara) o sea el 21.7% del total y no hay ni una sola mujer en el conteo de los 10 senadores más votados de Colombia. Hay pocas mujeres en el Congreso, es verdad, pero eso no significa que se va a legislar en reversa en temas como derechos sexuales y reproductivos porque, como dice Profamilia en un análisis de la composición del Congreso electo “a pesar de tener predominancia de partidos de derecha como Centro Democrático y Cambio Radical, aún se mantiene con tendencia al centro, pues el partido Liberal, de la U, Polo Democrático, Alianza Verde entre otros, contribuyen a mantener el equilibrio”.


Un presidente joven como Duque será con seguridad vocero de una Colombia que avanza en asuntos tan urgentes como detener la violencia contra la mujer y el embarazo adolescente y en la toma de medidas audaces para bajar la natalidad en los sectores más pobres donde, por falta de educación y oportunidades, las mujeres optan por la maternidad como un mito, como única salida, haciendo más grande el círculo de pobreza y miseria para ellas.

Duque, Marta Lucía: para atrás ni para coger impulso.

Punto aparte: Continúo firme en mi posición expresada en anterior columna: he seguido en los comunicados y ruedas de prensa de EPM la contingencia de Hidroituango y considero que la empresa ha sido oportuna y veraz en su información y ha estado abierta y dispuesta a todas las preguntas de la prensa. Otra cosa es que se le quiera pedir, absurdamente, que diga, por ejemplo, cuánto dura la emergencia, o qué va a pasar, cuando se trata de un hecho de alta singularidad y para el que no hay respuestas exactas. En el país no ha habido algo comparable y entre el 12 de mayo y el 12 de junio se habían invertido cerca de $33.000 millones para atender de manera oportuna a los habitantes de los municipios de Valdivia, Tarazá, Cáceres, Caucasia y Nechí. La vida ha sido la prioridad.

SONIA GÓMEZ GÓMEZ

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA