Opinión

¿Aire limpio de Medellín para el país?

Universidades y expertos tienen bastante que aportar al país sobre este tema. No estamos en cero.

26 de abril 2017 , 12:00 a.m.

Hacen bien quienes dicen que es mejor ver el vaso medio lleno que medio vacío… Pero, ante todo, hay que ser realistas. Hasta la semana pasada las noticias del aire de Medellín eran color naranja y con pronóstico reservado. Hoy, después del foro ‘Por un valle de Aburrá con aire limpio’, organizado por ‘El Colombiano’ y apoyado entre otras instancias por la Alcaldía, las opiniones son variopintas y ahora se habla de hacer de Medellín una ciudad modelo en energías limpias exportables para todo el país. ¿Qué hay de verdad entre los optimistas y los pesimistas?

Una de las mejores ponencias, y de más controversia, se escuchó de Marta Lucía Ospina, directora del Instituto Nacional de Salud, INS, quien dijo, palabras más, palabras menos, que no se puede establecer como la causa directa de muertes en Medellín a la contaminación ambiental; que la contaminación del aire aporta un 30 por ciento a la morbimortalidad y que el INS hará un proyecto piloto a nivel nacional (con sede en Medellín), para establecer la verdadera relación entre calidad del aire y morbimortalidad en nuestro medio.

También reclamó que no se ha explicado a la ciudadanía que para este tema la alerta naranja no es la más grave y que hay que pasar por el púrpura y hasta por el negro antes de poner el grito en el cielo. Sin embargo, no se desconoció, por parte de todos los panelistas, los serios problemas ocasionados en un 79 por ciento por las fuentes móviles, que han prendido las alarmas y que exigen acciones de instancias locales y nacionales.

Una de esas personas que suelen ver el vaso medio lleno es un ingeniero que desde los años 70 ha estado trabajando, primero en la Universidad Pontificia Bolivariana y luego en otras instancias, sobre el diseño de tecnologías para disminuir la contaminación del aire. A él, Enrique Posada Restrepo, le pregunté al final del foro sus conclusiones como experto en el tema.

Se ha hecho mucho, pero las decisiones políticas no han estado acordes muchas veces con las recomendaciones técnicas. Y eso sigue ocurriendo.

Él dice: 1. Donde está el problema está la solución. Medellín en los 70 fue la primera ciudad en importar equipos sofisticados de medición del aire y ha sido rigurosa en esto. Las grandes universidades han formado equipos de investigadores en el tema, hoy verdaderos expertos, que han hecho mucho y tienen bastante que aportar al país. Así que no estamos en cero.

2. La situación no es trágica sino de alerta, como lo dice el INS y hay actitud propositiva para buscar soluciones y siempre la ha habido de parte de la academia y la industria.

3. Medellín ha sido líder en transporte masivo eléctrico y el metro es el ejemplo más claro. Ahora el alcalde, Federico Gutiérrez, ha dicho que la ciudad será referente para el país en esta especialidad, así lo anunció en el citado evento y pidió que el Gobierno baje los aranceles para vehículos eléctricos y lo que tiene que ver con esta industria.

4. Ante la alarma ha habido acción y el Gobierno Nacional ha prometido acciones como combustible más limpio, y la Alcaldía ha tomado acciones drásticas como el pico y placa ambiental, tan controvertido como necesario.

De acuerdo con el ingeniero Enrique Posada y su vaso medio lleno. Pero… insisto, como ya lo he dicho en otras columnas, que ha habido falta de decisión política y errores históricos que no se pueden repetir. El exgerente del metro, Ramiro Márquez, también presente en el foro, me recordó para ustedes, mis lectores uno de esos errores que fue no haber hecho el Metroplús Eléctrico: “estábamos negociando el Metroplús eléctrico y un buen día llegó el Alcalde de entonces, aconsejado por EPM, a decir que íbamos a seguir hablando de Metroplús a gas y se consiguió un estudio donde decía que el material particulado 2,5 no era problema. Hoy, diez años después, estamos ratificando que sí lo era”. Muchos no dejamos de preguntarnos por qué la seria y confiable EPM le metió todo al gas y ayudó a torcer el camino eléctrico que, como dice el actual gerente del metro, Tomás Elejalde, otro gran experto en este tema, “podía parecer más costoso a corto plazo pero no se miró en perspectiva a 30 años. Se perdió un tiempo crucial”.

Así son las cosas: se ha hecho mucho pero las decisiones políticas no han estado acordes muchas veces con las recomendaciones técnicas. Y eso sigue ocurriendo. Se ha dicho que en adelante todo el transporte masivo en Medellín será eléctrico. ¿Pero dónde está la norma que lo exige? ¿Dónde está el acuerdo de un Concejo que sigue los vaivenes políticos? ¿Dónde están las sanciones a los alcaldes que cometen ‘alcaldadas’ y siguen tan olímpicos? El Alcalde de Medellín, siempre inquieto por este asunto de la movilidad y el aire puro, dice que estamos en un punto de quiebre y que la ciudad puede y debe ser líder en transporte eléctrico. Ojalá que así sea y que todas las instancias nacionales ayuden a enmendar el camino, porque el tema ambiental es serio pese a que muchos payasos en solios presidenciales pretendan desconocerlo.

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA