Opinión

Reencuentro fortalecedor

Es clave la prórroga para la destrucción total de las armas de las Farc y su reinserción civil.

03 de junio 2017 , 12:00 a.m.

Algunos no aguantaron la espera allá arriba y bajaron a buscarlos en medio de un escarpado camino entre montañas recién desbravadas. Tras mirarse intensamente y reconocerse, se fundieron en un abrazo durante larguísimos minutos. El llanto de familiares y de miembros de las Farc en la zona veredal transitoria de normalización (ZVTN) Tierra Grata tenía hondas razones.

El reencuentro les devolvió madres, hermanas, sobrinos. Pasaron una o dos décadas o hasta 30 años sin contacto. “Yo sentía que estaba vivo, el corazón de madre no se equivoca. Pero no sabía cómo ni dónde buscarlo” decía una mamá agobiada por la emoción. “Yo me fui muy niña y he pasado más tiempo en la familia ‘fariana’ ”, reconoció una mujer que creció en medio de la guerra. Y otra que llegó de lejos contó: “La mayor parte de los hombres de mi familia han sido militares y no saben que el hermano que creen muerto estaba en la guerrilla; yo ayudaré a procesar resentimientos y a reconciliarnos”.

Las familias actuaron como una comisión de acogida a la vida civil, que fue posible porque el párroco, Pastoral Social y religiosas de La Paz acogieron la petición surgida en la ZVTN de propiciar el reencuentro. La Comisión de Conciliación Nacional, con el respaldo de la Conferencia Episcopal de Colombia y la cooperación alemana, apoyaron esa iniciativa local, y el obispo llegó hasta allá para celebrar la misa con familiares y excombatientes, fortaleciéndolos en el salto que implica terminar la guerra. Como la zona está en el Cesar, no podía faltar el vallenato para festejar el reencuentro.

Las Farc quieren reinserción colectiva, en torno a cooperativas; piden tierras y ciudadelas de paz. Pero estas despiertan temores

El evento se hizo poco después de la decisión de la Corte Constitucional que puede entrabar la implementación del Acuerdo. Ya el ambiente estaba sobrecargado de preocupaciones: asesinato de líderes sociales o de familiares de guerrilleros, lenta aplicación de amnistía e indulto, petición de voto en las presidenciales de 2018 para ‘hacer trizas’ el acuerdo de paz. Esa promesa alebresta a bandas criminales y mafiosas que protegen sus negocios ilícitos con violencia, en alianza con políticos que capturan el Estado y los recursos públicos; al mismo tiempo, trata de impedir que el país cuente al menos con un catastro rural y llegue a convenios con campesinos, concretando alternativas a los cultivos para mercados ilícitos.

El encuentro permitió un diálogo franco sobre otras dimensiones del desconcierto nacional, como el que producen las demoras a las que todos han contribuido: el Estado, la oposición y las Farc. Solo después de más de tres años de negociación, las Farc redujeron la confrontación. El Acuerdo llegó entonces, peligrosamente, demasiado cerca de la puja electoral. El No en el plebiscito paralizó al Estado cuando los excombatientes comenzaban a agruparse para terminar la guerra. Llegó el D-180 y las ZVTN están aún en construcción, las armas y caletas no han sido destruidas, los excombatientes no han podido prepararse para su nueva vida. La criminalidad le va ganando al Estado en presencia y control en la periferia.

Las Farc quieren reinserción colectiva, en torno a cooperativas; piden tierras y ciudadelas de paz. Pero estas despiertan temores. A nivel nacional se las señala de “repúblicas independientes”, y las comunidades locales temen su control.

Defender lo avanzado implica reducir riesgos. Es clave la prórroga de las ZVTN con cronograma verificable para la destrucción total de las armas de las Farc y su reinserción civil; clave, igualmente, la puesta en marcha de procesos y reformas que ayuden a enfrentar y superar los factores que han nutrido la guerra y apoyen a las comunidades en la tarea de construir paz territorial. De continuar, el reencuentro de excombatientes y sus familias arraigaría la opción de paz.

SOCORRO RAMÍREZ

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA