Opinión

'Mondo cane'

La filmación en Cartagena fue una clase magistral sobre las posibilidades que tiene el cine

23 de febrero 2017 , 05:16 p.m.

Cuando me informaron, vía télex, que la 'troupe' de Gualtiero Jacopetti llegaría a Cartagena para buscar locaciones para su película 'Los últimos paraísos', me dio como un escalofrío, una muerte chiquita. Jacopetti fue el inventor del 'shockumental', es decir, un falso documental lleno de tomas chocantes a veces reales, a veces falsamente puestas en escena. Su 'Perro mundo' creó este nuevo género, que conquistó las plateas del mundo; además, su tema musical, 'More', ganó un premio Grammy.

Pero lo que me preocupaba era 'Africa addio', su otra película “racista, brutal, deshonesta” y con una leyenda infame: algo escalofriante pasó en los márgenes del Sahara: un grupo de rebeldes bajaba a empellones a un oficial de un camión desvencijado, lo amarraban a una palmera del oasis, listos para fusilarlo, pero desde la duna detrás de ellos, un grupito de descamisados bajaba gritando ‘stop, paren, esperen, wait wait’. Los guerrilleros suspendieron momentáneamente la ejecución, embobados por esos hombres que estaban armando frenéticamente un trípode, una cámara de cine apuntando al oficial, que por un instante pensó que se había salvado, pero no; sin ningún escrúpulo, alguien dio la señal de ¡acción!, y filmaron la toma única del fusilamiento.

Por eso fue judicializado, pero por falta de pruebas fue absuelto. Afortunadamente, aquí llegaron solo un codirector y un director de fotografía, y la filmación en Cartagena fue una clase magistral sobre los miles de posibilidades que tiene el cine de engatusar al espectador.

Un truco es el siguiente: mandas un camarógrafo por todo el mundo, filmando las tomas generales y las de masa, y después buscas una ciudad como Cartagena, que tiene diversidad de locaciones, pero sobre todo una diversidad racial: blancos, negros, indios, mestizos, zambos, y metes en escena primeros planos y detalles que en edición pegas a los planos generales, haciendo, por ejemplo, que el baño ritual del río Ganges, en la India, se complemente con tomas filmadas en Cartagena para tal efecto, donde una gorda hace sus abluciones al lado de un ciudadano que se cepilla los dientes en la misma agua turbia, un santón limpia una vaca sagrada lamiendo sus heces (naturalmente, Nutella y leche condensada) mientras flota un cadáver en una balsa decorada con flores y mechones prendidos.

Adivinen quién estaba debajo, escondido para desplazarla, en el agua quieta de la laguna del Cabrero...


Salvo Basile

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA