Opinión

Anamnesis de doña Colombia de Santos

Las desgracias de doña Colombia comenzaron hace 500 años con las guerras entre españoles e indios.

17 de noviembre 2017 , 12:00 a.m.

Cuando doña Colombia de Santos visita al médico en busca de una diagnosis que permita encontrar la justa terapia para sus achaques, lo primero que el médico le realiza es una anamnesis familiar completa: una serie de preguntas que, a través de los recuerdos y las informaciones escritas, permiten a los doctores rastrear las causas de la enfermedad.

La enfermedad que a doña Colombia le han hecho creer que le ha significado más daño y que más bajas de vidas humanas ha causado es la de las Farc, la guerra, no el conflicto interno, eufemismo inventado por la derecha recalcitrante. Pero al doctor no le basta la sola percepción de que esos paisanos de las Farc, fundada en 1964, sean la única causa de esta enfermedad letal que sufre doña Colombia. El doctor sabe que eso más bien es un sofisma de distracción del establecimiento, para que don Pueblo olvide los verdaderos problemas que achacan a la pobre viejecita, que son viejos, algunos son genéticos.

Ll doctor no quiere comenzar tan lejos; más bien le propone a Doña Colombia que le hable de sus tatarabuelos, los de la revolución de los comuneros, los de la guerra de los Mil Días.

Por eso la anamnesis: los ‘farcos’ nada más tienen cincuenta y pico de años de vida, y las desgracias de doña Colombia comenzaron hace 500 años con las primeras guerras entre españoles e indios. Las de la Conquista, las de la leyenda negra. Las que transformaron una misión de exploradores en un verdadero genocidio.

Pero el doctor no quiere comenzar tan lejos; más bien le propone a Doña Colombia que le hable de sus tatarabuelos, los de la revolución de los comuneros, los de la guerra civil de los Mil Días y de los abuelos: los de la lucha fratricida que fue la guerrilla liberal-conservadora, los chulavitas y los pájaros, los que traicionaron a Guadalupe Salcedo y a Jacinto Cruz Usma, alias Sangre Negra, y su gran guiñolesco corte de franela, los de la primera amnistía, los de la gran Violencia en Colombia, que duró del 48 al 58; las guerras de los terratenientes, los que quedaron con el 70 por ciento de las tierras cultivables. Los que se repartieron la torta con el Frente Nacional, los que endosaron la victoria de Misael Pastrana contra el anapismo.

Analizando los datos familiares e históricos de doña Colombia, el doctor tiene clara la diagnosis de la enfermedad de la paciente y receta una terapia exclusivamente basada en diálogo y un acuerdo de paz entre todos los actores del conflicto. Reforzada con altas dosis de amor a la patria y amor al prójimo.

SALVO BASILE

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA