Opinión

¡Noticia!

Para los trabajadores independientes la noticia fue -y es- el papeleo, el enloquecedor papeleo.

10 de marzo 2017 , 12:05 a.m.

El hombre que le ha encontrado sentido a su vida no es un trabajador independiente. No padeció en carne propia el colapso en los aportes a la seguridad social a principios de esta semana. No tuvo que hacer este lunes, como un amigo que tengo, aquella fila retorcida que se mordía la cola bajo la llovizna que empezaba la tormenta.

No se vio obligado a preguntarle al vigilante de la oficina, que hacía lo mejor que podía y se sentía un civil, “¿pero por qué suenan dañados los teléfonos de la oficina?, ¿por qué está caída la página de internet?”. No fue testigo de las señoras asomándose cada minuto al reloj, ¡9:38 a. m.!, ni de los viejos llamando a avisar que iban a llegar tarde a la casa “porque el Gobierno sirve es para joder a la gente...”. Nadie le dijo “estamos sin red” cuando por fin llegó a un cubículo. Nadie le soltó la frase “hay que volver a generar la planilla”.

Para los trabajadores independientes no fue noticia que el fiscal Martínez siga creyendo, como haciéndole una donación a la histeria colectiva, que ser justo es sospechar en voz alta por igual de las dos campañas presidenciales de 2014. Para los trabajadores independientes, que dan por hecho la corrupción y la injusticia, no fue noticia “¡el sobornado por Odebrecht del día!”. Y dio lo mismo que la histórica desmovilización de las Farc, que es el fin de la justificación de la violencia, esté pasando a pesar de los pulsos y los oportunismos y las mezquindades: en eltiempo.com, el texto ‘Con entrega de 322 armas de Farc, se inicia desarme de esa guerrilla’ fue leído por 3.289 personas, pero la nota ‘Lío entre cadenas de tiendas D1 y Justo & Bueno pasa al terreno penal’ fue leída por 48.226.

Para los trabajadores independientes la noticia fue –y es– el papeleo, el humillante, esclavizador, enloquecedor papeleo.

Mi amigo hizo la fila: prefirió hablar con sus colegas de espera –“es que esto es pagarles a ellos para que ellos le paguen a uno para que uno les pague a ellos...”, le dijo el gordo de cachucha– a leer en su muro de Facebook los regaños pedantes a aquellos que asumieron que el informe de Medicina Legal era cierto en el caso Colmenares; los lúcidos artículos sobre la paz precedidos de los molestos “hay que leer a...” o “lean...”; los memes que repiten “cuando anhelo la llegada de la Semana Santa recuerdo que soy un trabajador independiente” o “cuando lamento ser un trabajador independiente recuerdo que soy una trabajadora independiente”. Mi amigo hizo la fila, recogió las historias kafkianas de los demás, bajó la cabeza para que no se le fuera sino una mañana en el lío. Y a duras penas atravesó el trancón para volver a su casa: ¡1:32 p. m.!

Se trabaja todo el mes. Se pagan los aportes a la seguridad social. Se les suma ahora un poquito más por aquello de la ARL para cubrir riesgos profesionales en casa: quemarse en la estufa, lesionarse el manguito rotador, amanecer con una pierna trabada por la irritación del nervio ciático... no sé. Se llega a pensar “¿para qué tengo que pagar una ARL si ya estoy cubierto en riesgos de salud por la EPS que también tengo que pagar, y que será, seguramente, la empresa a la que recurriré en el peor de los casos?”. Pero se pagan los aportes que se tienen que pagar “porque eso dice el decreto 1990 de 2016”, pero, sobre todo, porque si no, no pagan. Se pagan los aportes con la sensación de que no volverán jamás: adiós, plata mía, adiós. Se tiene en el estómago de uno la sensación de estar siendo robado.

Quiero decir: un amigo pensó eso. Y pensó también que la noticia de la semana siempre es esta maraña –esta trastienda de letras menudas y prórrogas y recusaciones que es el clima ideal para la corrupción y la injusticia– de la que solo se salvan los hampones.

RICARDO SILVA ROMEROwww.ricardosilvaromero.com

MÁS COLUMNAS

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA