Opinión

Shakira, Petro y Duque

Veo a muchos columnistas usando unos adjetivos tan calientes que parecen sazonados con ají mexicano.

06 de junio 2018 , 12:00 a.m.

Como a los lectores les gusta la frivolidad para olvidar los odiosos trancones y los impuestos, les cuento que Shakira enloqueció a miles en un concierto en Hamburgo. Lo cuento por delicioso, ella es figura mundial. Finalizó el concierto y gritó dichosa: “Te amo, Gerad Piqué”, y así mandó a la quinta porra los malevos rumores de divorcio. Golazo, super-Shakira.

Y tengo otra: el cantante Juan Gabriel dejó líos con su herencia porque tuvo dos hijos con dos de sus domésticas. Los negó en vida, los ninguneó el guache, pero las pruebas de ADN confirmaron la paternidad y, aleluya, ellas están cobrando una herencia millonaria. Por estos páramos, muchos notables han embarazado a la fiel servidora doméstica y olímpicamente le han burlado la paternidad. Punto.

La frivolidad anterior me autoriza ir a un hecho bochornoso que explica por qué somos un país atrasado y en bancarrota: el asalto a Fonade, que es nada menos que el Fondo Nacional de Desarrollo. El lunes, a las 7:17 p. m., el Noticiero Caracol nos contó que en ese importantísimo instituto se desató un huracán porque muchos favorecidos con millonarios contratos (‘maquillados y enmermelados’) están retirando documentos y a sus recomendados para evitar que ellos canten lo que saben. Allí reinaron los ‘Ñoños’. Ufff, cito al noticiero Caracol TV: “Han retirado a 17 altos directivos y 270 contratistas; el primero de junio la junta directiva de Fonade radicó denuncias en la Fiscalía por direccionamiento en contratos y consideraron la recomendación de la Contraloría General para liquidar la entidad”. Bingo: por eso tenemos centenas de elefantes blancos de costo multimillonario sin terminar. Allí intoxicaron a muchos senadores gobiernistas con la jugosa ‘mermelada’.

“Buenas-buenas”, así saluda hoy el presidente Santos porque entró a la cofradía de los abuelos, y posó para fotos con su nieta Celeste. Según mi Lulita Arango-esposa, el ser abuelo humaniza a los políticos, los vuelve fraternales, pacifistas y prudentes. Buen dato porque, a causa del duelo Duque-Petro, veo a muchos columnistas usando unos adjetivos tan calientes que parecen sazonados con ají mexicano.

Y vi a los hermanos Galán Pachón, antes tan risueños, regañar y llamar “vendido” a su jefe y protector César Gaviria. Den buen ejemplo, cálmense.

‘Vote libre, vote por el mejor’, esa es la consigna de las talentosas y cívicas señoras de la peluquería.

PONCHO RENTERÍA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA