Opinión

Misas y rezos por los ‘Noños’

Los ‘Ñoños’, aparte de poner 300.000 votos, tienen amigos y admiradoras.

16 de agosto 2017 , 12:00 a.m.

En la peluquería señorera hubo ayer un ruidoso agarrón entre mujeres por la honra de dos senadores, dos honorables hijos de la democracia, los ‘Ñoños’, Musa Besaile y Bernardo Elías. Ellos, dueños de 300.000 votos, definen una elección presidencial. El país televisivo los vio 15 veces en Barranquilla en los partidos del trío Pékerman-James-Falcao, siempre con alcaldes, ministros y el curubito del poder, que les sonreía. Eran otros tiempos, cuando la corrupta Odebrecht era respetada como una señora ‘jai’ de Nueva York.

Tanto mostrarlos en los noticieros que les dañaron la imagen ante los periodistas. De paso, ellos desacreditaron al gobierno del ‘buen gobierno’, que, todo indica, ignoraba ese ‘conejazo’. Ayer, atacaron a los ‘Ñoños' en la peluquería tres señoras paisas y tres bogotanas. Pero los defendieron cuatro bonitas mujeres de Montería, de finas joyas y rutilantes relojes. “Este escándalo es puro anticosteñismo”, dijeron. ¿Les creemos?

Los ‘Ñoños’, aparte de poner 300.000 votos, tienen amigos y admiradoras. Josefina, exreina de Montería, muy enojada, dijo que los bogotanos siguen ganándose contratos mientras la injusticia detiene honrados costeños y al ‘Ñoño’ Elías. Le respondió la pelietas Maricarmen así: “Esos sobornados contra Colombia merecen la silla eléctrica por traición a la patria”. Les suena, ¿o Maricarmen es fachista? Opinen.
A 40 minutos de Montería está Sahagún, con 50.000 habitantes, zona ganadera, 15.000 ruidosas motos e inmensa pobreza popular.

Allí hoy lloran el carcelazo del ‘Ñoño’ Elías, ya pagaron 12 misas con monseñor, 4 monaguillos y cantos gregorianos. Allá los aman porque consiguen auxilios del Gobierno y en secreto pagaban a 200.000 pesos el voto. Viva la democracia, viva la limpieza electoral. Los sobornados aprendieron portugués, bebieron vinos del Duero con jamón serrano y viajaron la ruta mágica Sahagún-Río de Janeiro-Bogotá-Sahagún, en primera clase.

Chau al ‘Ñoño’ Elías. En la cárcel La Picota ya tiene su guitarra para cantar. A esa operática cantata muchos le tienen miedo, porque pueden salir untados y ganarse un carcelazo. Próximo capítulo del novelón: “Los 16.000 millones que Otto Bula entregó al ‘Ñoño’ en billetes de 50.000 pesos resultaron falsos, eran finas fotocopias”. Tumbaron al ‘Ñoño’. ¡Qué vaina, qué país tan peligroso!

PONCHO RENTERÍA

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA