Opinión

Exagerar es un placer sensual

En Cali existió un peluquero famoso, Riverita; sus clientes gozaban sus exageraciones.

01 de mayo 2018 , 11:45 p.m.

En Cali existió un peluquero famoso, Riverita; sus clientes gozaban sus exageraciones. Esto les contaba sin ponerse colorado: “En un invierno en Canadá me lancé a las cataratas del Niágara, y nadando 28 horas me pude salvar”. Ahora compiten con Riverita centenas de notables que exageran por placer. El exministro David Luna declaró en 14 telenoticieros: “En mi cartera ministerial hicimos posible lo imposible”. Ajá, Davidcito, altísima esa vanidosa exageración; ni que hubiera inventado un celular que funciona sin pilas. Bienvenido, David, a la política; siempre juega limpio.

Fumar es un placer sensual... y “fumando espero al hombre que yo quiero”. Así cantaba la tonadillera española Sarita Montiel. Lo de exagerar es un placer sexual para muchos políticos. Un ejemplo: el parlamentario y muy conservador David Barguil, recién llegado al equipo Vargas Lleras, declaró algo antipático: “A Petro hay que pararlo, a Petro toca frenarlo”. Eso suena belicoso, le queda mal a quien reclama ser un pacifista total. La gente no se está insultando por política, está más pendiente del fútbol.

Otra exageración sacudió mis ojitos verdes; la cometieron tres personajes que se han ganado el Premio Nobel de Paz. Ellos –la líder indígena Rigoberta Menchú, Adolfo Pérez Esquivel y la señora Shirin Ebadi– se negaron a condenar la dictadura de Maduro porque él es una “víctima del imperialismo yanqui agresor”. Estos tres tenedores del Nobel de Paz fueron cobardones, exageraron su arrodillada ante Kid Maduro.

Y en la exageración también cayó el candidato liberal Humberto de la Calle al decir: “Como vamos, vamos hacia la guerra con los ojos cerrados”. No creo: una guerra es medio país armado contra el otro medio país armado, y aquí no tenemos ese zafarrancho. Hay enredos, pero ese “acuerdo Farc-Gobierno” no se cae, y lo de arreglar… que lo arreglen en el gobierno de Petro, Fajardo, Duque o Vargas Lleras. No por machismo descarté a Viviane Morales, es que anda como andaba Piedad Córdoba, con poquitos votos.

La frase más exagerada la soltó el excomandante Iván Márquez al decir que “el Fiscal busca tirarse el proceso de paz”. Exageró el excomandante ‘farco’; mejor alístese para ser senador, el honor que mil veces pidió. Y resultó exagerado y larguísimo el ‘puente ocioso’, que anoche terminó. Y hoy, a trabajar; suficiente ocio tuvieron. ¡Un país con tanto ocio se atrasa!

PONCHO RENTERÍA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA