Opinión

El Mundial en la peluquería

El espectáculo futbolero prohíbe criticar al alto Gobierno, a Duque y Petro.

04 de julio 2018 , 12:00 a.m.

Si centenas de mujeres fatigadas con el fútbol quieren huir del marido adicto futbolero, en Bogotá, esta noche, Yuri Buenaventura se presenta en el pinchadísimo teatro Colón. Fútbol con desayunos, periódico al lado y radio con audífono, un banquete. Pero es odioso obligar a la pareja a escuchar la radio de uno. Lo dijo la ‘Mona’ Carreño en la peluquería. Gol multimillonario el que metió Cemex, poderoso imperio mexicano, tan jugoso que pusieron presos a dos señorones del curubito.

Las peluquerías han gozado el fútbol porque ellas dejan a sus maridos con desayuno y van a trabajar, al gimnasio o a la peluquería. Puente con sol y ocioso da pelo quemado. Aplaudan, en varias ciudades hubo, con mucho público y color, la Marcha del Orgullo Gay. Y marcharon con alegría, con ropas atrevidas, vestimentas exóticas, tacones japoneses, ligueros vietnamitas, penes de colores y labios con mucho rouge. A lo Barcelona y París fueron los desfiles; bravo, centenas de ellas y ellos salieron del clóset. Aplaudan, fueron actos civilizados.

Colombia contra Inglaterra en fútbol; digamos, el subdesarrollo contra la pérfida Albión, que es una frase pretenciosa entre los que han sido diplomáticos en Londres.

Colombia contra Inglaterra en fútbol; digamos, el subdesarrollo contra la pérfida Albión, que es una frase pretenciosa entre los que han sido diplomáticos en Londres. El fútbol dizque lo inventaron los ingleses, pero el historiador Juan Esteban Constaín, en su excitante novela 'Calzio', sostiene que fue en Italia en el siglo XIV, y, de verdad, le creo más a Juan Esteban. Punto. Mi amiga Maricarmen, criticona madrileña, derrotado su equipo en Moscú, culpa a todos los periodistas, a Felipe González, Juana Acosta y Joaquín Sabina. Digo yo que España llevó un equipito de toreros, pero no de futbolistas; igual les pasó a los argentinos, salvo Messi, un grande, pero mal acompañado.

En la peluquería hablaron de la curul del profesor Mockus. Si la pierde por el error burocrático, juro que sale ganando. Su salud no le aguanta escucharse 18 discursos diarios, tres días a la semana, y el Capitolio es muy frío. Estuve allí tres años de parlamentario, por el Movimiento Cívico; es un manicomio helado con espantos. Es antiecológico. No, no vaya, profesor Mockus. ¿Y para quién serían los 31 millones de pesos mensuales del senador suplente de Mockus? La mitad, al partido Verde.

Parlamentarios con jugosos sueldos y los magistrados, también. Piden más blindados y protecciones. Ni que fuéramos ricos, somos un país quebrado, megaendeudado. No hablemos de eso, el espectáculo futbolero prohíbe criticar al alto Gobierno, a Duque y Petro. Es para cantar goles. Punto: ¡Caramba, nos ganó la pérfida Albión!

PONCHO RENTERÍA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA