Opinión

Dos viudas y una fortuna

Feria del libro, los famosos de la cultura, la política y el periodismo atropellados por mil cámaras

02 de mayo 2017 , 10:58 p.m.

Tres veces, y sin afán, he pasado por la feria del libro en Bogotá. Buenísimo programa. Me alegró ver a miles de jóvenes que, pagando 8.000 pesos de entrada, recorrían con interés los pabellones. Les pregunté, y aman la literatura negra, historias de monstruos y pánicos. Atérrense: ellos, en la feria, respetan las colas y siguen los debates. Feria del libro, allí vi a los famosos del firmamento cultural, político y periodístico atropellados por mil cámaras que les tomaban fotos para la posteridad. Ego suma ego.

Vuélense a la feria del libro. Allá vi al General y vicepresidente de Colombia, Óscar Naranjo, presentar ante prensa radio, televisión y políticos, más Julio Sánchez Cristo, el libro El General de las mil batallas. Estuve en el lanzamiento del libro Timochenko, el último guerrillero. Teatro con lleno completo y en mesa de honor, el curubito de las Farc: ‘Iván Márquez’, ‘Pastor Alape’ y el ideólogo ‘Santrich’. Todos gozando de los aplausos y de la democracia, que hoy “es una copa para ellos llena”.

Entrar a la feria: 8.000 pesos. Caro, entrar papá, mamá e hija les costó 24.000 pesos, mucho para los raquíticos sueldos de Colombia. Que la rebajen a 4.000 pesos en gesto democrático. Feria del libro y en el pabellón 15 o 16 topé con ‘venta libros usados’, compré por 20.000 pesos una biografía loquísima de mi poeta Pablo Neruda, mi personaje histórico con Salvador Allende, Jorge Zalamea y Pasionaria, mi amada Dolores Ibárruri. De Neruda aún leo sus memorias políticas y de sus años jóvenes en Rangún y Calcuta, en el Asia, donde herido, con una mujer asiática que lo ninguneó, le escribió un poema canalla: El tango del viudo, que deberían leer.

Feria del libro y allí, Paula Dever, llegando de Madrid, me dijo: “A la colombiana Marina Danko le van a quitar la herencia de su exmarido Palomo Linares”. Entré al espía YouTube, y la última esposa de Palomo, Concha Azuara, que solo lo aguantó dos años, declaró: “Que los hijos de Sebastián trabajen, que se jodan, ya los mantuvo mi Palomo, su padre”. Mis amigas Marta, Laura y Carolina me opinaron: “Hay maridos egoístas que se creen eternos y con la herencia dejan la madre de los alegatos”. ¿Exageradas ellas? No creo, son previsivas, conocemos casos cómico-dramáticos con fiesta para los abogados. ¡Pilas,pilas!

PONCHO RENTERÍA

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA