Opinión

Confesatón

Padre Todopoderoso, ven a juzgar a los vivos y a los muertos. Que los corruptos se arrepientan.

04 de septiembre 2017 , 01:43 a.m.

Primera escena: llega el papa Francisco. Segunda escena: lloramos desconsolados. Tercera escena: desembuchamos nuestros pecados. Nombre de la película: ‘La confesión de los corruptos enmermelados’.

No fue una película, pero sí un sueño anhelado. Soñé que llegaba el santo padre y que todos sincerábamos nuestros pecados. Soñé que magistrados, políticos y empresarios hacían públicos sus excesos, trampas y gastos. Soñé que funcionarios públicos admitían sus ilícitos y las coimas que cobran por debajo. Soñé que decenas de gobernadores confesaban cómo se roban el dinero de transferencias y regalías de un solo tajo.

Soñé que Iguarán, Montealegre y Néstor Humberto confesaban todos los cargos de la Fiscalía que entregaron a magistrados.

Soñé que Bustos y Ricaurte confesaban qué otros jueces tenían negocios de compra-venta de sentencias, al mejor estilo de los mafiosos italianos.

Soñé que se destapaba la corrupción en el Consejo Superior de la Judicatura y el Consejo de Estado: dos antros donde también se venden prescripciones de términos, en rosca con abogados.

Soñé que Luis Gustavo Moreno confesaba todas las investigaciones de poderosos congresistas que extorsionaron y manipularon.

Soñé que Santos y Óscar Iván confesaban cómo se financiaron realmente las campañas políticas de los últimos años.

Soñé qué Odebrecht y Corficolombiana confesaban cómo fueron los sobornos de la Ruta del Sol, en el tramo 2.

Soñé que Conalvías e Impregilio confesaban cómo fueron los sobornos de la Ruta del Sol, en el tramo 3.

Soñé que los Solarte y Conconcreto confesaban cómo fueron los sobornos de la Ruta del Sol, en el Tramo 1.

Soñé que el exviceministro García confesaba cómo fueron verdaderamente los sobornos en las concesiones del Inco y quiénes participaron.

Soñé que Miguel Peñalosa confesaba cómo se vinculan los contratistas con la política en Colombia.

Soñé que las Farc confesaban cómo opera realmente el narcotráfico en Colombia, para ver si esto algún día se desmonta.

Soñé que también confesaban dónde está la plata en el exterior, esa que olvidaron incluir en el listado de bienes anterior.

Soñé que, además del exprimidor del limón, nos decían cuántas empresas dedicadas a lavar dinero tienen realmente en Costa Rica, Venezuela y Ecuador.

Soñé que el Eln confesaba que no tiene verdaderas intenciones de paz, sino que lo que quiere es quedarse con el negocio de la droga de las Farc.

Soñé que Echeverry confesaba la gravedad de la corrupción en los mandos medios de Ecopetrol.

Soñé que los Name, Gerlein, Cote, Geneco y Char confesaban realmente cómo opera la política en la Costa de verdad.

Soñé que los Rodríguez Orejuela confesaban cómo penetraron la justicia y los entes de control, a tal punto que hoy planean volverse a quedar con Drogas La Rebaja.

Soñé que Vargas Lleras confesaba cuál fue su verdadera influencia política en la Costa, Cundinamarca y Quindío en la votación por el No.

Soñé que el Papa llegaba a Colombia, que nos arrepentíamos de los dineros blanqueados, que confesábamos a fondo nuestros pecados y que la muerte nos cogía a todos limpios y purificados.

PAOLA OCHOA​@PaolaOchoaAmaya

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA