Opinión

Colombia y el turismo sostenible

No obstante su gran biodiversidad, Colombia aún no ocupa un lugar relevante como destino turístico.

30 de noviembre 2017 , 12:00 a.m.

Colombia es el segundo país más biodiverso del mundo. Es un territorio hermoso. Puedes navegar junto a ballenas en el Pacífico, observar aves endémicas en casi todo su territorio o convivir con comunidades de arhuacos y otras etnias en medio de paisajes increíbles. Puedes bucear en sus aguas azules del Caribe, disfrutar de los paisajes desérticos de La Guajira y conocer las tradiciones wayus, o adentrarte en la selva amazónica y sus maravillas naturales.

Sin embargo, Colombia no ocupa un lugar relevante entre los destinos turísticos del planeta. La razón principal es la larga historia de violencia que vetó el acceso a muchos de los lugares más hermosos, como también el estigma de inseguridad que trajo consigo el narcotráfico. Definitivamente, el turismo internacional no tenía a Colombia en su radar.

¿Son años perdidos? Podría parecer que sí. ¿Es tarde para el país? Definitivamente, no. Las décadas pasadas han visto un crecimiento explosivo del turismo en el mundo. La globalización democratizó la información poniéndola a disposición de millones; las tarifas de vuelos aéreos cayeron, la oferta hotelera creció, surgieron nuevos segmentos de viajeros al expandirse la clase media en muchos países. Millones de turistas se mueven hoy por todo el mundo, llevando divisas, dinamismo económico, oportunidades de trabajo. Pero muchas veces llevan también caos, sobrecostos para los pobladores locales, estrés para las comunidades, sobrecarga en los servicios básicos como agua y luz, cantidades enormes de basura que quizás la localidad no sepa cómo manejar.

Reflexionar sobre qué tan rápido queremos crecer. Y cuánto. Ello nos llevará a un desarrollo turístico responsable, sostenible y realmente positivo.

Por ello, en los últimos años se ha hecho notoria la movida antituristas. Muchas ciudades del mundo elevan su voz para decir que no quieren seguir pagando rentas de alquiler muy por encima del precio normal al que son ofrecidas las viviendas a los viajeros, ni a miles de turistas que saturan sus calles y lugares públicos, pues desean tener la tranquilidad de moverse sin tener que luchar por un espacio en las aceras; o que quisieran tener agua en sus viviendas, sabiendo que los hoteles en los barrios vecinos la tienen y la desperdician en exceso. Esto ha llevado a los expertos a analizar qué ha pasado, qué se hizo mal durante todos esos años en los que el turismo crecía sin parar, y la meta de los países era simplemente aumentar el número de visitantes.

Hoy, esas reflexiones han llevado a sacar conclusiones que, aunque parezcan obvias, no se evidenciaron en el pasado. Desde luego que el turismo es un importante vehículo para el desarrollo y puede serlo para la sostenibilidad. Pero esto no se logra espontáneamente. Hay que plantearlo como una estrategia, prever los pasos para que así sea. Pensar muy bien qué tipo de turismo queremos ofrecer y qué tipo de turistas queremos atraer. Analizar de antemano qué impactos positivos, pero también negativos, traerá el crecimiento de esta actividad. Establecer mecanismos para que la comunidad local sea parte de las decisiones y se escuche su voz, pues, si llegasen a surgir problemas, ellos serán los primeros afectados. Reflexionar sobre qué tan rápido queremos crecer. Y cuánto. Ello nos llevará a un desarrollo turístico responsable, sostenible y realmente positivo.

Entonces, ¿es tarde para el país? Quizás estamos llegando en el momento preciso. Podemos evitar los errores en que se incurrió en otros destinos, recoger las lecciones aprendidas y orientarnos al tipo de turismo que queremos tener. El mercado del turismo responsable está siempre en busca de destinos novedosos, frescos, no saturados. Colombia tiene aún mucho que ofrecer, de la mano de su sector privado, sus comunidades y sus entidades públicas. En efecto, el Plan Nacional de Desarrollo se ha planteado “Posicionar a Colombia como un destino turístico sostenible”. La oportunidad está clara; es indispensable aprovecharla. Dejarla pasar sería un grave error.

Para profundizar en estos y otros temas, este 29 de noviembre se llevó a cabo el foro internacional ‘Desafíos y oportunidades en la gestión de destinos turísticos sostenibles’, organizado por la Fundación Swisscontact y Acotur. Dialogamos con expertos internacionales y nacionales para recoger recomendaciones y transmitirlas a todos los actores de esta importante cadena de valor. Colombia debe estar preparada para convertirse en el próximo destino de turismo sostenible y responsable.

CECILIA RIVERA
* Representante de Swisscontact en Colombia

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA