Opinión

Aniversario de la Convención de Ottawa y su importancia para Colombia

A pesar de los avances, el número de víctimas civiles por causa de minas sigue siendo preocupante.

08 de diciembre 2017 , 12:00 a.m.

Canadá y Bélgica jugaron un papel central para lograr la prohibición de las minas antipersonal. Al celebrar los veinte años de la firma de la Convención de Ottawa, que prohíbe la adquisición, producción, almacenamiento y utilización de minas antipersonal, queremos reflexionar sobre sus orígenes, importancia y especial relevancia para Colombia.

Ha transcurrido ya más de un siglo desde que la utilización de las minas antipersonal afecta a la humanidad. Durante la Primera Guerra Mundial, estas armas hicieron su aparición en los campos de Bélgica, afectando tanto a civiles como a militares de forma indiscriminada. Aún hoy, a lo largo de la ruta de la remembranza en Bélgica, donde se recuerda a los miles de soldados que sacrificaron su vida en ese conflicto, siguen enterradas minas antipersonal y municiones sin explotar que implican un riesgo latente. Un hecho que nos recuerda las graves secuelas que pese al tiempo deja en el territorio el uso de estas armas.

La profusión de las minas antipersonal durante la Primera Guerra Mundial y su uso indiscriminado en sucesivos conflictos internacionales e internos, como en Camboya, Mozambique, Afganistán, los Balcanes, llevaron a considerar iniciativas multilaterales para prohibirlas. En los años noventa, Bélgica y Canadá estuvieron a la cabeza de esos esfuerzos. El compromiso de Bélgica incluyó dar un primer paso. En 1995 fue el primer país en adoptar una legislación para prohibir las minas antipersonal en su territorio, facilitando el comienzo del Proceso de Ottawa. La tarea multilateral para lograr una prohibición de las minas antipersonal continuó con la Declaración de Ottawa y la Declaración de Bruselas, los primeros llamados a la comunidad internacional a negociar un acuerdo vinculante que prohibiera el uso, almacenamiento, producción y transferencia de minas antipersonal.

En los primeros veinte años de la Convención, queremos saludar los esfuerzos del Estado colombiano y el importante trabajo que realiza para que el país esté libre de sospecha de minas.

El entonces ministro de Relaciones Exteriores de Canadá, Lloyd Axworthy, jugó un papel esencial en coordinar los esfuerzos para lograr la firma vinculante de la Convención de Ottawa en diciembre de 1997. Fue también esencial el rol que jugó la sociedad civil, en especial la Campaña Internacional contra las Minas Antipersonal bajo la coordinación de Jody Williams, un esfuerzo que se reconoció con el Premio Nobel de Paz de 1997. En palabras del arzobispo Desmond Tutu, la Convención de Ottawa fue exitosa gracias “a la asociación entre los gobiernos y la sociedad civil forjada en el proceso que creó el Tratado y que continúa hasta este día”.

Hoy, 162 países son signatarios de la Convención de Ottawa. 85 países, incluyendo el Gobierno de Colombia, han destruido por completo sus arsenales militares de minas antipersonal. Asimismo, la asistencia a las víctimas es hoy una obligación. A pesar de los avances, el número de víctimas civiles por causa de minas sigue siendo preocupante, tal y como lo es en Colombia, donde sigue teniendo un alto nivel de contaminación por minas antipersonal.

En los primeros veinte años de la Convención, queremos saludar los esfuerzos del Estado colombiano y el importante trabajo que realiza a través de la Dirección Descontamina Colombia para que el país esté libre de sospecha de minas. Canadá y Bélgica, así como otros cooperantes internacionales, están comprometidos en apoyar a Colombia a través del trabajo de organizaciones como The HALO Trust y Handicap International en tareas de desminado humanitario y en la atención a víctimas en las zonas más afectadas por el conflicto. Asimismo, queremos destacar a través del premio caMINA, que otorgaremos este año con motivo del aniversario de la Convención, el incansable trabajo de la sociedad civil colombiana para apoyar a los sobrevivientes de estas crueles armas.

 JANA ZIKMUNDOVA* Y MARCEL LEBLEU**
* Embajadora del Reino de Bélgica en Colombia
** Embajador de Canadá en Colombia

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA