Opinión

Drogas en los colegios: realidades y mitos

¿Cuál debe ser el papel de autoridades, padres y estudiantes frente al consumo y expendio de drogas?

13 de abril 2017 , 12:00 a.m.

Sobre este tema voy a escribir dos columnas. En esta exploro el problema. La semana siguiente sacaré conclusiones y haré recomendaciones.

Partamos de dos hechos: primero, el consumo de sustancias psicoactivas a edades tempranas existe (llamémoslas drogas, incluyendo tabaco, alcohol y drogas ilegales), y segundo, en los colegios privados y públicos del país, y en especial en sus alrededores, hay una oferta organizada, porque las bandas de narcotráfico decidieron hace algunos años apostarle al mercado interno y volver las instituciones educativas su objetivo para reclutar chicos que consumen y chicos que distribuyen drogas.

Pero esas dos realidades responden a un fenómeno mundial, que no es escolar, sino social. En Colombia lleva una década creciendo, y este hecho tiene tendencias distintas según las sustancias y los contextos. Así que antes de alarmarse, primero conviene comprender el problema y enfrentarlo de modo racional.

Ese consumo se duplica entre los 18 y los 24 años, y en los hombres es el doble que en las mujeres. El fenómeno no es exclusivo de ningún estrato o tipo de institución.

Las drogas dan miedo. Pero pedir en coro, con periodistas y políticos emocionados a bordo, que policías y rectores de colegio con pruebas de sangre y perros adiestrados separen a los niños malos (que, por supuesto, no son los de uno) de los niños buenos (es decir, los de uno), no sirve de mucho, excepto quizás para periodistas y políticos que viven del miedo ajeno. Recuerdo un caso hace un par de años en el que se estigmatizó a todo un colegio por un incidente serio que ocurrió allí, aunque esa institución tenía mejores indicadores que los colegios de su entorno en resultados académicos y de formación integral, en convivencia y también en consumo de drogas. Y después del escándalo, las amenazas de muerte y de limpieza social contra los directivos, maestros y estudiantes de ese colegio y la desbandada en su matrícula fueron brutales.

¿Cuáles son los datos? Aunque hay cifras recientes y buenas para algunas ciudades, las oficiales para Colombia, que son las del Observatorio de Drogas del Ministerio de Justicia, llevan cuatro años sin actualizarse. Y entre los sectores de seguridad, justicia, salud y educación hay cifras y estrategias que no cuadran. En todo caso, usando distintas fuentes, la información en retrospectiva se puede resumir así:

De entrada, el país es campeón en consumo de alcohol en el contexto internacional, y esto incluye a los adolescentes, con tasas de hasta un 40 % a pesar de estar prohibido. Segundo, el tabaco decrece en todas las edades. Tercero, en drogas ilegales todavía consumimos mucho menos que el promedio del mundo, pero crecemos de modo constante desde hace una década, y a edades tempranas hay consumo. La marihuana es de lejos la droga ilegal que más se consume. Y en los colegios, el consumo habitual de drogas ilegales llega a un 2 % en Bogotá y en algunas otras regiones como el Eje Cafetero, Antioquia y Valle oscila entre el 3 y el 4 %. Ese consumo se duplica entre los 18 y los 24 años, y en los hombres es el doble que en las mujeres. Aunque el fenómeno no es exclusivo de ningún estrato o tipo de institución, en las ciudades se incrementa cuando en los contextos hay pandillas, y en algunos territorios rurales, cuando hay patrullas de soldados profesionales.

¿Cuál debe ser el papel de las autoridades, maestros, padres y estudiantes frente al consumo y expendio de drogas legales e ilegales? Tenemos que aumentar el compromiso de todos en la protección de nuestros niños, niñas y jóvenes, y fijar las prioridades donde corresponde, poniendo la pedagogía, la prevención y la represión donde cada cosa cabe. La semana entrante presentaré una secuencia de tareas para hacer ese ajuste de prioridades según las experiencias positivas que hay en el país.

ÓSCAR SÁNCHEZ
* Coordinador nacional de Educapaz

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA