Opinión

Que los videntes rindan cuentas

De adivinos y pitonisas recordamos los aciertos, pero olvidamos las equivocaciones.

28 de diciembre 2017 , 08:00 p.m.

Todos los años a estas alturas, los periódicos, las revistas, la radio y la televisión nos inundan con predicciones y horóscopos. Adivinos y pitonisas miran sus esferas de cristal y estudian los astros para advertirnos lo que va a pasar y, obviamente, para sugerirnos que actuemos en consecuencia. Nosotros, que nos quejamos ante los defensores del consumidor por cualquier discrepancia entre el producto ofrecido y el real, les concedemos en cambio a las predicciones una amplia dispensa de veracidad. Recordamos los aciertos, olvidamos las equivocaciones. Sería justo exigir una rendición de cuentas sobre lo que predijeron y recomendaron el año pasado.

Antes podían hacerse los desmemoriados, pero hoy existe internet y se pueden encontrar sus predicciones. Las más dramáticas, año tras año, suelen ser las que se basan en los escritos de Nostradamus. Según sus intérpretes, en 2017 nos esperaba que China se consolidara como primera potencia mundial. En Estados Unidos habría un gran terremoto en la zona de California, y se convertiría en un país con problemas de gobernabilidad (a finales de 2016 no había que ser Nostradamus para predecir esto último). Afirmaron además que cuando hubiera dos papas serían forzados a dejar Roma por una guerra en Italia y morirían.

Nos quejamos por cualquier discrepancia entre el producto ofrecido y el real, les concedemos en cambio a las predicciones una amplia dispensa de veracidad.

La vidente colombiana Deseret Tavares alcanzó gran reconocimiento por haber predicho durante 2015 que en 2016 Trump iba a ser presidente (entre dos candidatos...) y que Juan Manuel Santos iba a ganar el Nobel (bueno...). Para 2017 predijo que iba a aumentar la inversión extranjera en Colombia y a disminuir el desempleo, que habría sismos en América y Asia (lo que sucede todos los años) y que iba a explotar un volcán en Colombia (lo que no sucede todos los años y tampoco sucedió este). Predijo que el presidente Santos iba a tener una recaída de su enfermedad que lo llevaría a retirarse por varios meses del poder, que Falcao tendría otra lesión grave, esta de rodilla, y que Shakira quedaría nuevamente embarazada.

Predijo algunas cosas que resultaron, como que la selección Colombia iba a quedar clasificada para el Mundial de Rusia (pero no lo va a ganar) y que a Miss Colombia le iba a ir bien en el reinado universal de la belleza (no había que ser profeta).

Videntes internacionales predijeron que habría un eclipse total de Sol en Estados Unidos (habría bastado simplemente mirar las bases de datos), y lo interpretaron como el principio del apocalipsis, que culminaría el 23 de septiembre con la llegada del planeta X y la destrucción de la Tierra (creo que no se dio).

El profesor Zellagro nos dijo que habría atentados en Irak (¡acertó!), pero en cambio no acertó al predecir un amplio acuerdo entre Rusia y Ucrania. Vaticinó un año de incertidumbre política en Estados Unidos y problemas con Corea del Norte, que sufriría un terremoto de gran magnitud. Dio muy buenos augurios al progreso de Puerto Rico (no percibió el huracán), y así en otras cosas más, teniendo alguna razón en lo que ya estaba en los periódicos, pero menos en lo que aún no había sucedido.

A algunos horoscopistas les fue bien. Sobre todo a aquellos que no predicen lo que va a pasar, sino que dan recomendaciones con afirmaciones como: “Si trata bien a sus amigos, ellos lo estimarán más que si los trata mal” o “si busca empleo, tiene más oportunidades de encontrarlo que si no busca”. Por supuesto, no se trata de simples recomendaciones humanas, sino que son traducción fiel de lo que sugieren los astros en su vagabundeo espacial.

Qué ganas dan de parafrasear a Cicerón diciendo (en latín para que los magos entiendan): Quo usque tandem abutere, haruspicem, patientia nostra? (¿Hasta cuándo, adivino, abusarás de nuestra paciencia?).

MOISÉS WASSERMAN

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA