Opinión

Ética para JEP

La condescendencia con la opinión y prejuicios es uno de los peores riesgos que enfrenta la JEP.

13 de octubre 2017 , 12:00 a.m.

Quienes objetan a magistrados de la JEP porque han manifestado opiniones políticas están diciendo que la justicia es un imposible. No hay nadie que no desarrolle una visión de mundo y una posición ante los hechos sociales que vive. Mucho menos, alguien con el perfil y las condiciones personales que se le exigen a un magistrado.

Como aún no tenemos robots con inteligencia artificial que sirvan de jueces, el único recurso que nos queda a los humanos para hacer y recibir justicia es que los jueces ejerzan la más rigurosa de las éticas. No podemos exigirle a un juez que carezca de historia personal, pero sí que sea justo y no prefiera o persiga a alguien motivado por sus convicciones personales.

Hace poco tuve la oportunidad de participar en un panel sobre ética judicial organizado por el Consejo de Estado. Se repasaron ocho principios éticos: imparcialidad; integridad, probidad y honestidad; diligencia, discreción, decoro y dignidad; reserva de secreto profesional; profesionalismo, y legalidad.

Estuve en desacuerdo con dos de ellos y me hizo falta otro. Mi desacuerdo no fue porque esos principios no fueran importantes, sino porque me parecen condiciones mínimas que no tienen por qué entrar en un código de ética. No es concebible un juez sin honestidad o por fuera de la legalidad. Quien no cumpla esas condiciones está cometiendo delitos, no infracciones éticas. Deberá ser juzgado de acuerdo con eso.

No podemos exigirle a un juez que carezca de historia personal, pero sí que sea justo y no prefiera o persiga a alguien motivado por sus convicciones personales

El principio ético que me hizo falta se deriva, tal vez, de mi formación profesional en ciencias. Lo defino como el ejercicio de acciones para minimizar el error. Errar es humano, y siempre existirá en un cierto nivel (que idealmente debería derivarse más del autoengaño que de la malicia). Pero, por otro lado, uno de los grandes logros de nuestra especie es el desarrollo de una disciplina de pensamiento lógico que permite acercarse a la verdad. Quien no aplique esos instrumentos de la lógica –que están disponibles para el estudioso– cometerá una infracción ética por engañarse y engañar a los demás.

No podré agotar el tema, pero acá van algunos ejemplos. El juez:

1. No puede usar el método inductivo para condenar a alguien. Un patrón de comportamiento puede ser usado como indicio para investigar, pero no como prueba. Que todos los amigos y vecinos de un acusado hayan actuado mal no prueba que él también lo haya hecho.

2. Debe ser escéptico y desconfiar siempre de las conclusiones que le gustan. Esas deben pasar el escrutinio más duro.

3. Debe barajar siempre más de una hipótesis. Es sospechoso el caso que tiene una sola explicación.

4. Debe desconfiar de los testimonios de quien se beneficia por la condena de otro.

5. Debe rechazar cadenas de argumentación en las que falta un eslabón, aunque sea tentador ignorarlo sin que las demás personas se den cuenta.

6. Debe cuantificar siempre que sea posible. Con frecuencia, hacer bien las cuentas muestra la imposibilidad de un hecho o la debilidad de un argumento.

7. Debe preguntarse si existe algún hecho que pudiera demostrar la falsedad de su hipótesis. Si no existe, la hipótesis es inútil.

8.
Debe usar la ‘cuchilla de Occam’ siempre que pueda. Es decir, entre dos hipótesis alternativas tiene que inclinarse por la que le exija hacer menos suposiciones.

Esos son apenas ejemplos de reglas útiles para minimizar el error. Los abogados deben haber tomado lecciones de lógica, y si no, hay tratados a los que pueden acudir. Lo importante es que reconozcan ese principio ético, que los conmina a ejercer todos los medios de que disponen para no equivocarse. Eso evitará uno de los peores riesgos que enfrenta la JEP: la condescendencia con la opinión y con los prejuicios de los otros, sobre todo los de los amigos.

MOISÉS WASSERMAN

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA