Opinión

Debate alejandrino

Prefiero quedar en manos de un ateo que en manos de Ordóñez o de Viviane Morales.

08 de mayo 2017 , 11:51 p.m.

Más o menos a la edad de 15 años, gracias a una educación católica ilustrada, me ‘convertí’ en ateo. Sí, tuve la fortuna de estudiar en un colegio benedictino donde nos hicieron leer y estudiar de manera crítica y seria el Viejo y el Nuevo Testamento. Nos permitían cuestionar, criticar y, según nuestro parecer, también, claro está, lo contrario.

Soy de la opinión de que el poder de las iglesias, todas, reside en la ignorancia de sus súbditos. Y por ese camino se llega a cualquier parte.

Se pregunta el exprocurador Alejandro Ordóñez, sancionado por corrupto: “¿dejaría usted la salud de su familia y la educación de sus hijos en manos de un ateo?”. Yo le respondo que sí, sin lugar a dudas. Prefiero quedar en manos de un ateo que en manos suyas, de Viviane Morales o de Carlos Alonso Lucio. Además, sugiere que el ateísmo tiene que ver con la destrucción de la familia y la cultura de la muerte. ¡Por favor! ¿De dónde diablos saca tamaña conclusión?

Las insensateces de Ordóñez se producen tras una sensata entrevista de su tocayo y ministro de Salud, Alejandro Gaviria, en la que confiesa su ateísmo.

Jorge Humberto Botero, exministro de Comercio de Álvaro Uribe, anota: “En reciente reportaje el ministro Alejandro Gaviria ha confesado que es ateo, aunque respetuoso de quienes profesan convicciones religiosas, y que “es importante para los humanos tener el sentido de la trascendencia”. No sorprende que desde las trincheras del fanatismo religioso el exprocurador Ordóñez haya solicitado, por ese solo motivo, su renuncia. Y añade hacia el final: “Como está en juego uno de los pilares de una sociedad que se pretende liberal, hay que dar la batalla”.

Agrego el comentario de Salomón Kalmanovitz en el que opina lo siguiente respecto al mismo tema: “Las ofensivas palabras del exprocurador Ordóñez contra Alejandro Gaviria me inducen a salir del clóset y presentarme también como ateo, con el agravante de que soy judío. Los ateos somos parte de una pequeña minoría que no disponemos de poder político, pero que nos comportamos de acuerdo con una ética cívica que nos impide linchar a los que piensan diferente a nosotros”.

Religión y política, mala combinación. La Misión Carismática fue sede de la Convención del Centro Democrático.

MAURICIO POMBO

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA