Opinión

Consulta liberal

La plata invertida en democracia no está desperdiciada.

21 de noviembre 2017 , 12:00 a.m.

Empiezo a escribir en la mañana del domingo y desconozco, claro está, el resultado de la elección por el futuro candidato del Partido Liberal. Y lo hago de intento, pues quiero confrontarme en esta misma página conmigo mismo. Confío en que el ganador sea De la Calle. No creo para nada en Cristo y probablemente su apellido y la maquinaria lo lleven a vencer. Sería una nueva insensatez en este país. Sé de muchos uribistas que votarán por Cristo. Por algo será.

En Cristo (Juan Fernando, aclaro) veo todas las mañas y vicios que han llevado a la política colombiana a lo que es: corrupción, intereses oscuros y promesas huecas. En De la Calle veo todo lo contrario, pues, aunque haya estado metido en política, es evidente que no es lo suyo. Creo que ha luchado por lo público.

Ganó De la Calle en la primera campaña política en años sin insultos. Lo celebro, a pesar de que no creo para nada en el partido que va a representar.

Suscribo lo dicho por Ricardo Silva: “De la Calle no es un aparecido, ni un oportunista, ni un populista, ni un mesías de última hora, ni un ángel vengador, ni un dealer de odio, ni un pequeño tirano, ni un lavaperros de un pequeño tirano, ni un renegador de su pasado, ni un fanático, ni un fabricante de eufemismos, ni un liberal vergonzante, ni un falso liberal, ni un persecutor de críticos, ni un intimidador de periodistas, ni un asesino de prestigios ni un injuriador en serie”.

Esta tarde o mañana lunes termino la columna conociendo los resultados. No sin antes decir que el argumento aquel de que la plata hubiera sido mejor invertirla en hospitales y qué sé yo es una falacia. La plata invertida en democracia, como en el caso de hoy, todavía domingo, y esperando los resultados, no está desperdiciada.

Lunes. Y ganó De la Calle en la primera campaña política en años sin insultos. Lo celebro, a pesar de que no creo para nada en el partido que va a representar. Pero, sin duda, es la primera vez que los liberales tienen un candidato auténticamente liberal. Ojalá, y así lo espero, con ello hayamos acabado con los Gaviria y los Samper.

Por lo demás, celebro el derrumbe de Horacio Serpa y la evidente muerte de un mañoso Partido Liberal. A Serpa le va a quedar difícil explicar lo ocurrido en la alcaldía de Barrancabermeja. Por lo demás, y, para terminar, confío en que Humberto de la Calle se distancie públicamente del senador Ashton. Y, de ser así, le deseo suerte en el futuro.

MAURICIO POMBO

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA